Inicio » 0 a 3 años » Una cosa negra

Una cosa negra

 

Portada de "Una cosa negra" de Emilio Urberuaga, Narval Editores

Portada de “Una cosa negra” de Emilio Urberuaga, Narval Editores

Bruno es una cosa negra que se aburre como una ostra gris. Por eso quiere jugar al escondite con alguien y para ello se transforma en distintos animales con los que se va encontrando y les pregunta si quieren jugar con el. Se transforma en un dromedario, en camello, en oveja…. pero ninguno quiere jugar, cada uno por un motivo. Incluso en una ocasión el propio Bruno es el que, por un motivo muy justificado, decide no jugar con ciertas diez cosas que se encuentra en su camino, un camino que va del 1 al 10. ¿Conseguirá un amigo con quien poder jugar esta cosa negra?

El autor

Emilio González Urberuaga es madrileño. Nacido en 1954, no será hasta 1982 cuando comience su trabajo como ilustrador y autor de libros infantiles. A pesar de ser conocido fundamentalmente por ser el creador del dibujo de “Manolito Gafotas” de la escritora Elvira Lindo, Emilio Urberuaga cuenta con 8 obras como autor e ilustrador y casi 90 como ilustrador.

Ha realizado ilustraciones para periódicos, revistas, libros de textos, carteles publicitarios y libros. Su obra se encuentra en el Gabinete de estampas de la Biblioteca Nacional de España, en la Fundación Juan March (Madrid), en la Caja de Ahorros de Granada, el Museo de Dibujo “Julio Gavín” del Castillo de Larrés (Huesca) y el Museo del Milenario de Sofía (Bulgaria), entre otros centros artísticos. Además, es el único ilustrador español cuya obra está representada en el Chihiro Art Museum de Tokio.

En 2011 fue galardonado con el Premio Nacional de Ilustración por toda su trayectoria. En este enlace se puede consultar una entrevista realizada porel periódico El Mundo que le hicieron a raíz de la concesión del premio.

Mi opinión

Compramos “Una cosa negra” en la Feria del Libro de Madrid del 2012 y nos encantó. Desde que leímos en la primera página: “Bruno es una cosa negra que se aburría como una ostra gris” creo que, tanto mi hija mayor como yo, supimos que aquello de la cosa negra prometía.

"Lo intentó con nueve jiradas..." ilustración de Emilio Urberuaga

“Lo intentó con nueve jirafas…” ilustración de Emilio Urberuaga

Este sencillo cuento nos da la opción de tener varias lecturas. Una primera lectura sería en la que se lee el cuento y se va viendo como en cada doble página Bruno se transforma en los animales que se va encontrando, empezando por UN dromedario, DOS camellos, TRES ovejas, CUATRO gaviotas, CINCO pececillos, SEIS Narvales, y así hasta DIEZ animales….o cosas. El autor resalta en rojo los números, escritos en letra, y con una tipografía mayor que la del resto de la frase. Es decir, leemos el cuento a la manera tradicional.

Con la segunda lectura podemos jugar con el niño a contar los animales que van apareciendo, haciendo de la historia, además, un juego el que el niño participa activamente, contando los animales y superando página a página un nuevo pequeño reto.

La tercera lectura es la de meterse en la historia de Bruno y de los animales (o cosas, insisto) que se va encontrando. Los dibujos de Urberuaga son coloridos, llenos de significado. En todas las ilustraciones vemos el contraste de Bruno transformado, con ese gran ojo expresivo que parece estar diciendo “¿quieres jugar conmigo?”, y las caras serias, aburridas y de pocos amigos del resto de los animales.

Los textos, cargados de humor, hacen que esto no sólo sea una historia para contar números, una historia para recordar nombres de animales. Es una divertida historia para leer y releer hasta aprendérsela de memoria.

"Estando en el mar pasaron seis narvales..." Ilustración de Emilio Urberuaga

“Estando en el mar pasaron seis narvales…” Ilustración de Emilio Urberuaga

Es de destacar, gracias a todo lo dicho, que este cuento no esta pensado para una edad concreta. Un niño de 3 años al que se lo leas, verá en él la diversión de aprender a contar. Un niño de 5 o 6 intentará leerlo él solo y reconocerá los números escritos en rojo y hará de ello también un juego. Un niño de 7 verá lo divertida que es la historia de esta cosa negra que se transforma en otras cosas para buscar un amigo. El padre, el educador, el mediador en definitiva, verá el conjunto, unido a los divertidos juegos de palabras (“Los narvales sólo juegan de vez en cuando, y ese día no era ni vez, ni cuando”). No olvidemos que Narval, como ya dijimos en otra ocasión, es una editorial que aboga por la edición de libros sin determinar una edad recomendada.

Esta es una historia que transcurre de la mañana a lo noche en la que el sol se va moviendo de posición y cambiando de color en cada página, hasta llegar a la última página del desenlace de la historia. Como remate a todas estas historias y lecturas de Bruno, un poético final feliz que consigue rematar de manera perfecta y redonda esta divertida historia de Bruno, una cosa negra.

Datos Bibliográficos

Título: Una cosa negra

Autor e Ilustrador: Emilio Urberuaga

Edición: Narval Editores, Madrid, 2011. 26 pags.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Una cosa negra

  1. Pingback: Luna | Cuentos para Matilda

  2. Pingback: Carlota no dice ni pío | Cuentos para Matilda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s