¿Dónde estás, CARACOL?

DÓNDESTÁS,CARACOL (2)

Portada de “¿Dónde estás, Caracol?” de Susanna Isern e ilustrado por Leire Salaberría

En aquella montaña por las mañanas el sol brillaba y las lagartijas correteaban, por la tarde llovía y era hora de que salieran los caracoles y por las noches brillaba la luna y los grillos cantaban. Un día tras otro todo era igual: lluvia, sol y luna se sucedían sin descanso. Un día Lagartija se cruzó con Caracol justo antes de que empezara a llover y se tuviera que esconder a descansar. Para Lagartija los días se convirtieron en una búsqueda constante de Caracol: ¿Dónde estas Caracol?, lo llamaba. Un día lo encontraba en una piedra, otro día debajo de unas hojas, otro sobre un girasol. Y todos los días, antes de que la lluvia llegara, Lagartija dejaba un regalo a Caracol: un trébol, una violeta, un champiñón.

Cada tarde, con las primeras gotas de lluvia Caracol salía de su caparazón y encontraba regalos de alguien que no conocía. Preguntaba por aquí y por allá pero nadie sabía decirle quién dejaba aquello a su lado.

Mi opinión

 

No podía ser de otra manera: hoy teníamos que hablar de una historia de amor. Y qué mejor historia que “¿Dónde estás, Caracol?”.

Este cuento de Susanna Isern tiene todo lo necesario para una buena historia de amor: ternura, espera, un punto de drama de amor imposible, perseverancia, sacrificio, y un buen final.

Si a todo esto le sumamos una ilustración colorida, original y atractiva como a la que nos tiene acostumbrados Leire Salaberría, el resultado es este magnífico libro.

El texto de Susanna Isern tiene esos toques que a mi siempre me gusta que aparezcan en algunas obras: frases que se repiten por aquí y por allá (¿Dónde estás, Caracol?), gotas que caen (una, dos, tres…), una narración fluida y sencilla con un toque poético.

Un texto plagado de pequeños detalles que conectan con el lector y que ayudan a que nos metamos con facilidad en esa mañana de sol y sintamos esas primeras gotas de lluvia de la tarde.

DONDESTASCARACOL3.jpg

La ilustración, como ya he dicho, juega también un gran papel en el éxito de este libro. Nos presenta a animales humanizados perfectamente integrados en el escenario natural en el que viven: vegetación, agua, arbustos, plantas y flores.

DONDESTASCARACOL4.jpgAllí vive Lagartija, con su pañuelo, sus zapatos de tacón y hebilla, su falda plisada y su sonrisa de felicidad cuando está junto a Caracol. Y cuando ella se va a resguardar de la lluvia vemos a Caracol, con su camisa de rayas, su pantalón, sus zapatos, y su mochila-concha colgada a la espalda.

Como las buenas historias de amor, nuestra pareja de enamorados se buscan sin cesar hasta que se encuentran. Ese día pasan largas horas juntos hasta conocerse y darse cuenta de que ya no pueden estar separados. Pero también como en las buenas historias de amor tienen que pasar por obstáculos que la vida nos pone en el camino. La paciencia, el amor y la clara idea de que el que tiene un deseo hace cualquier cosa por cumplirlo, conseguirán que nuestra pareja de con la solución para poder estar juntos siempre, secos, mojados y a salvo.

La obra de la autora de “¿Dónde estás, Caracol?”, publicada en 2013, es extensa y está cargada de grandes éxitos. Ya hablamos hace tiempo en el blog de su obra “Oso Cazamariposas”, obra anterior a esta de hoy, llena de sentimiento y poesía. Os recomendamos seguir buceando en su bibliografía porque seguro que encontráis más libros maravillosos.

Datos bibliográficos

Título: ¿Dónde estás, Caracol?

Autor: Susanna Isern

Ilustrador: Leire Salaberría

Edición: OQO Editora, Pontevedra, 2013. 48 págs.

Edad: +3 años

 

Anuncios

Pequeña en la jungla

pequenaenlajungla

Portada de “Pequeña en la jungla” de Marta Altés editado por Blackie Books

Pequeña vive en la jungla y es muy feliz por ello. En la jungla hay tantas cosas que hacer…pero a veces las cosas no salen del todo bien. Ser pequeña a veces hace que te pierdas cosas porque no llegas a verlas. Otras porque el resto te ve tan pequeña que cree que no serás capaz de hacer lo mismo que los demás. Pequeña estaba harta de perdérselo todo por ser pequeña y un día decidió demostrarle a todo el mundo que la jungla no era demasiado grande para ella y que podría trepar al árbol más alto. Vente con Pequeña a descubrir que si te lo propones puedes conseguir cualquier cosa.

Mi opinión

Constantemente la vida nos pone obstáculos en nuestro camino. Tenemos que ser inteligentes y creativos para sortearlos en muchas ocasiones. En otras requiere algo más de audacia. Lo que está claro es que para conseguir nuestros objetivos tenemos que poner todas las ganas que tengamos y nunca mirar atrás.

Así es Pequeña: decidida, incansable, con ansias de conocer y de llegar, de saber, de estar y de conseguir.

¿Pero cómo conseguir superar una JUNGLA?: lianas inmensas, árboles gigantes, profundos lagos y peligrosos animales detrás de cualquier esquina. Lo consigue gracias a la enorme convicción de que ELLA PUEDE.

Su sonrisa y su postura desafiante nos lo dicen. Nos lo dice su capacidad para observar y descubrir las alternativas que la vida la propone a pesar de que ella es mucho más pequeña que el resto de compañeros de su grupo.

pequenaenlajungla4No se limita a decir “ese bosque es muy frondoso y grande para mi”: Pequeña busca una alternativa de acuerdo a sus capacidades y siempre la encuentra.

Una jungla es un lugar que puede sobrepasar a cualquiera pero Pequeña no va a consentir que eso la asuste. Porque en aquella jungla hay animales pequeños como ella e incluso más pequeños y ¡todos hacían cosas realmente increíbles!

Serán precisamente esos pequeños animales los que le darán ideas para poder superar los obstáculos y, lo que es aún más importante, viéndolos se da cuenta de que es ella ahora la que va a conseguir algo realmente importante.

pequenaenlajungla2Marta Altés siempre crea obras con un alto contenido de sentido del humor. En el caso de “Pequeña en la jungla” como ya ocurría en “Soy un artista”, por ejemplo, es la mezcla de lo que dice el texto con lo que vemos en la imagen lo que nos choca y nos resulta tan divertido.

En “Pequeña en la jungla” la autora nos va contando todo este proceso de superación por el que atraviesa Pequeña a través del texto. Mientras,  en la ilustración nosotros vemos ese proceso y mucho más. Y ahí, en la conjunción, sale la sonrisa y la sorpresa, ahí está la tensión en algunos momentos y la satisfacción en otros. Ese juego entre ilustración y texto, ya un clásico en la manera de crear de Marta Altés, es lo que me engancha con la historia y lo que me hace pasármelo tan rematadamente bien cada  vez que lo leo.

Una ilustración colorida y en la línea de la autora, combinando páginas en las que encontramos la ilustración a página completa con otras con ilustraciones en secuencia, dándole agilidad a la narración. Personajes muy expresivos que nos van contando cosas a la vez que el texto. Y, por supuesto, la espesura de la selva por todos lados.

Esta monita tan decidida cautiva. Leyendo “Pequeña en la jungla” te dan ganas de comerte el mundo. Porque la selva no es lo suficientemente grande para nadie y porque todos somos capaces de conseguir lo que nos propongamos. Solo tenemos que observar, aprender y decidirnos. Yo ya estoy en ello ¿y vosotros?

Datos Bibliográficos

Título: Pequeña en la jungla

Autor e ilustrador: Marta Altés

Edición: Blackie Books, Barcelona, 2017. 32 pags.

Edad: + 4 años

 

Maravillosos vecinos

maravillososvecinos

Portada de “Maravillosos vecinos” de Hèléne Lasserre, ilustraciones de Gilles Bonotaux. Editado por BiraBiro

Todo comienza en un barrio cualquiera, una calle cualquiera, con un bloque de pisos similar al de cualquier otro barrio o calle. Sus vecinos: ovejas. Ordenados, distantes unos de otros, enfrascados cada uno en sus quehaceres diarios, en sus estrictas rutinas. Cualquier nota discordante es motivo de cotilleo, enfados o malas caras. La calle esta gris, como el cielo y como el semblante de los vecinos de aquella casa vecinal.

Pero un día la llegada de una familia de lobos altera el orden de aquella comunidad. No son bien vistos y algunos de los vecinos deciden incluso mudarse con tal de no compartir espacio. Pero los lobos no son más que los primeros: vacas, cerdos, cocodrilos, cigüeñas…Poco a poco la vecindad va siendo cada día más variada y cada nueva familia o vecino aportan algo nuevo que poner al servicio de la comunidad.

Mi opinión

 

Nuestro narrador es un joven oveja que vive en el tercer piso del edificio. Asomado a su ventana es la única sonrisa que vemos de entre todos los vecinos ovejas que hay en la vecindad. A nuestro joven amigo le gusta hacer muñecos de nieve en invierno, aunque el Señor Caralarga opine que no es propio de “una oveja de su edad”.

Es como si este joven quisiera darle un toque de color a aquel gris vecindario, remover algo por dentro de sus vecinos que les haga salir de su hermetismo.

La aparición de aquella familia de lobos es el detonante, el principio del cambio. Con el paso de las estaciones veremos evolucionar la vida de todos estos vecinos. Unos no son capaces de adaptarse al cambio y deciden irse. Los que quedan aprenderán a convivir con los nuevos, distintos en apariencia a ellos, pero con las mismas ganas de vivir en paz, tranquilidad y armonía.

maravillososvecinos2 (1)

Hay veces que los libros infantiles, en su afán por dejarnos ver los valores que pretenden transmitir, se quedan en eso, en una lista adornada de valores buenos y necesarios. Todos esos valores allí tan primorosamente puestos no entablan ningún dialogo con el lector, solo se nos muestran como queriendo decirnos “mira esto es lo que hay que hacer”, sin aportar nada más.

Por eso se agradecen libros como este en el que, efectivamente se perciben multitud de valores, desde el ecologismo a la diversidad cultural, pasando por la tolerancia, el respeto a los demás y la convivencia pacífica. Están ahí y de eso no hay duda, pero también hay un juego con el lector, hay una ilustración cuidada, que invita a mirar y a buscar: unas veces será la gorra del guardia, otras a esa hermosa oveja nueva en el barrio que va a llenar el corazón de nuestro protagonista.

Hay una intención de contarnos pequeñas historias que asoman de cada una de las ventanas: en qué se convertirá la obra que las cigüeñas hacen en el tejado, qué nuevo comercio va a abrirse en la antigua tienda de lanas, qué hay detrás de aquel triste muro que nos separa de aquel lejano árbol, qué están construyendo en el primer piso…

Una misma calle, con un mismo edificio que se va transformando y nos invita a descubrir en cada pagina las novedades.

maravillososvecinos4.jpg

Salvando las distancias (que son muchas, ¡ojo!) , leyendo “Maravillosos vecinos” me he acordado de mi infancia y de las desternillantes historias de “13, Rue del Percebe”. Con cada página te adentrabas en la vida de aquellos vecinos y sus locas historias. Aquí solo nos quedamos en la transformación global de la vida vecinal, pero ¡qué transformación!.

La ilustración de Gilles Bonotaux ayuda también a darle un aire de cómic que, unido al formato alargado del libro le convierte en un libro singular desde todos los puntos de vista.

Un soplo de aire fresco, una apuesta dirigida a un público a partir de 5 o 6 años, acostumbrado a “bucear” entre las ilustraciones, a jugar con los libros y a dejarse perder entre sus historias.

Me alegra ver libros frescos como este, que transmiten alegría, ganas de vivir, de compartir experiencias con los demás, optimismo, buenas vibraciones y una creencia absoluta en que la transformación esta en nuestras manos. Solo es cuestión de querer hacerlo.

Datos bibliográficos

Título: Maravillosos vecinos

Autora: Hèléne Lasserre

Ilustrador: Guilles Bonotaux

Edición: Birabiro Editorial, Barcelona, 2016. 32 págs.

Edad: +5 años

El gato en la noche

20171110_111447

Portada de “El gato en la noche” de Dahlou Ipcar, editado por Silonia

“Cuando el granjero se acuesta, le da cuerda al reloj y saca al gato. Pero ¿qué hace el gato ahí fuera durante toda la noche?”. Lejos de lo que se pudiera pensar, el gato no se queda acurrucado durmiendo en un sillón. Este gato negro y blanco, de grandes ojos amarillos, se pasa la noche recorriendo la granja, intentando cazar alguna que otra rata, persiguiendo a los conejos y visitando a sus amigos gatunos que le esperan en los tejados y chimeneas de las casas del pueblo. Un paseo nocturno lleno de luces y sombras que no os podéis perder.

Mi opinión

La reseña de hoy viene acompañada de dos grandes descubrimientos. El primero es esta magnífica autora, escritora, ilustradora, pintora estadounidense llamada Dahlou (Dahlov) Ipcar.

Nacida hace 100 años (el próximo día 12 de noviembre los cumpliría) y que nos dejaba el pasado mes de febrero a los 99 años de edad, esta mujer es autora de más de 30 libros infantiles, gran parte de ellos como autora e ilustradora, creadora de grandes murales que adornan algunos edificios públicos de Georgetown, su lugar de residencia en el Estado de Maine, esculturas tridimensionales en tela, tapices, cuadros…Una mujer prolífica por la variedad de expresiones artísticas que realizó y por el tiempo que estuvo en activo. Aunque su último libro publicado data de la década de los 80 ella continuó pintando hasta cerca de los 90 años de edad.

Sus obras están incluidas en las colecciones permanentes de muchos museos, incluidos el Museo Metropolitano, el Museo de Brooklyn y el Museo Whitney de Nueva York.

Dahlou Ipcar2Es fascinante leer su biografía y escucharla hablar sobre su vida en la granja junto a su marido, compaginando su trabajo como pintora con las tareas diarias de la granja. Su gran influencia fueron sus padres, William y Marguerite Zorach, ambos artistas, que la motivaron a seguir su pasión por la creación artística y a que buscara su propio estilo.

Sus obras, exuberantes y coloridas, se caracterizan por centrarse en el mundo animal, tanto de la granja como de la selva y animales exóticos.

“El gato en la noche” se publicó en 1969 y en él podemos ver el paseo nocturno que hace un gato de granja. Un libro de gran formato, con ilustraciones a doble página, en el que la autora nos muestra primero la imagen de noche, en azul y negro, en el que se intuyen las siluetas de las cosas y de algunos animales, tal cual lo veríamos nosotros, para, a continuación, mostrarnos la misma escena tal y como la ve el gato: color y luz inundan todos los rincones, plagados de animales y flores.

gatoenlanoche2

Ilustración de Dahlou Ipcar en “El gato en la noche”

Este juego de luz y sombra alterno es lo que hace mágico a este libro. La propia autora en el texto nos invita a jugar a adivinar qué estará viendo el gato. Una vez que ya hemos imaginado qué podrá haber tras todas esas siluetas, vemos junto al gato, todo ese mundo nocturno: animales que duermen, otros que despiertan para vivir aventuras como nuestro protagonista.

gatoenlanoche

Ilustración de Dahlou Ipcar en “El gato en la noche”

A través de los ojos del gato vemos la vida de la noche: las polillas entre las flores, los conejos, los ratones…encontramos una familia de mofetas dando un paseo nocturno, a los ciervos que pacen tranquilos mientras los búhos vigilan desde los árboles. La oscuridad de la noche da seguridad y protección a muchos de los animales que habitan bosques y praderas.

La noche va terminando sus horas y dejando paso al día y los colores de la noche, esos que solo puede ver el gato, dejan paso a una mezcla de blancos, azules y grises. Con el amanecer el gato, ya de vuelta en su hogar, tomará su desayuno y se dedicará a descansar plácidamente en un enorme sillón junto al brasero.

Me resulta fascinante como estas obras, tan bien estructuradas de principio a fin, son capaces de resistir sin problema el paso del tiempo y llegan de la misma manera a todos los niños, sean de Europa, de América o de Asia.

Son obras pensadas con un objetivo claro de llegar a la mente del niño. Obras creadas para despertar su imaginación, inundar su mirada de imágenes, colores, figuras, y llevarle de lleno a esa granja y a esa noche.

Os decía que he tenido dos descubrimientos gracias a este libro. El segundo de ellos es la Editorial Silonia, que esta recuperando otras obras de esta misma autora, como “El huevo maravilloso” o “Me gustan los animales” pero también obras de otros autores como Eva Janikovszki y su obra“Si yo fuera mayor” , publicada en los años 60 y que fue un referente de la literatura infantil su momento y que ahora nos llega con la misma frescura que tenía entonces.

Pero también tienen en su catálogo obras de reciente publicación de Olga de Dios o un magnífico Antonio Ladrillo con “¡Oh! ¡Un Zig Zag!”, que hará las maravillas de los primerísimos lectores de 0 a 5 años.

Me declaro fan de esta editorial y espero poder perderme en su ya nutrido catálogo.

Hoy  Día de las Librerías, os invito desde este pequeño rinconcito que es Cuentos para Matilda dedicado a literatura infantil, que esta semana ha cumplido 4 años de edad, a que visitéis vuestra librería preferida y busquéis alguno de estos descubrimientos míos de hoy. Seguro que os van a fascinar tanto como a mi.

Para celebrar un poco todo, nuestro aniversario, el Día de las Librerías y los maravillosos descubrimientos que he hecho, os dejo una canción de gatos nocturnos y aventureros como el de “El gato en la noche”,  que seguro que hace las delicias de grandes y pequeños: “Everybody Wants to be a cat”, de la película “Los Aristogatos” que se estrenaba solo un año después a la publicación del libro de Dahlou Ipcar y que yo recuerdo como una de mis películas favoritas. ¿Os animáis a bailar con Thomas O’Malley y la banda de los gatos jazz?

 

 

 

Datos bibliográficos

Título: El gato en la noche

Autor e ilustrador: Dahlov Ipcar

Traductor: Cristina Pineda

Edición: Silonia, Madrid, 2017.

Edad: + 3 años

Don Romualdo

donromualdo1

Portada de “Don Romualdo” de Margarita del Mazo, ilustrado por Natascha Rosenberg. Editorial Tres Tigres Tristes

Don Romualdo tiene una cita muy importante aquella noche pero aún tiene que pasar el día. Las horas de trabajo en la biblioteca pasan lentas a pesar de lo mucho que le gusta su trabajo. Acompañaremos a Don Romualdo por este día a través de la ciudad, sus calles, sus coches, sus parques. Un paseo en el que nos recrearemos con un sin fin de personajes y detalles. ¿Os venís a pasar el día con Don Romualdo?

Mi opinión

Una de las cosas que más me gusta de este auge de la literatura infantil y del libro ilustrado es la cantidad de alternativas creativas que se han puesto a nuestro alcance. Los autores e ilustradores, aliados inseparables, han dado rienda suelta a su creatividad y son capaces de sorprendernos una y otra vez. Y nosotros, cada vez más felices de que así sea.

En este caso la idea vino, como cuenta la propia Margarita en este artículo, en un taller de ilustración impartido por Guridi, autor con el que Margarita ha trabajado en varias ocasiones. Ambos autores son una de mis debilidades y si es trabajando juntos, más.

De aquel taller salió una gran idea que, junto a la ilustradora Natascha Rosenberg y el trabajo editorial de Tres Tigres Tristes se ha convertido en un libro redondo.

Notaréis que no quiero hablar mucho de la historia en sí y lo hago totalmente adrede: lo mejor que puedo deciros de “Don Romualdo” es no deciros nada. Creo que si he disfrutado tanto de esta obra ha sido precisamente porque no sabía mucho o casi nada sobre ella. Fue así como desde el principio me dejé atrapar por la ciudad, por los detalles, por los edificios y los habitantes. Me fui junto a Don Romualdo de paseo y ya solo eso merecía mucho la pena.

El trabajo de ilustración de Natascha Rosenbreg me ha parecido sorprendente, tierno y perfecto para esa idea de Margarita. Una ciudad que parece ser Nueva York por los edificios que se adivinan, poblada por animales humanizados mezclados, de manera natural, con personas. Un mundo en armonía, de colores pastel, en el que podemos recrearnos a través de la gran cantidad de detalles esparcidos por aquí y por allí.

Nada está puesto al azar aunque lo parezca, de ahí su magia. Esos guiños con el lector al que invita a jugar desde el primer momento, son en gran parte los responsables de que este libro me guste tanto.

donromualdo2

Se nota el cuidado trabajo que lleva detrás y me gusta imaginar como han tenido que trabajar cada una de esas páginas, escenarios del día de Don Romualdo a lo largo de la ciudad. El autobús, la biblioteca (¡oh! me ha robado el corazón que sea una biblioteca), el parque…Todos son pequeños cuadros, pequeños juegos individuales que juntos forman un todo fantástico.

Tiene que ser maravilloso crear todos esos personajes y dotarles de un algo peculiar a cada uno: unas gafas, una mancha, unas trenzas, un vestuario. Y todo enmarcado en una linda y tierna historia.

Es fantástico que los autores busquen nuevo retos con los que sorprendernos. “Don Romualdo” es una invitación a jugar y a pasar no solo un rato divertido sino muchos, porque el libro no termina en el fin. Un libro en el que podremos pasar un montón de momentos disfrutando de todo lo que en él pasa, sin prisas porque al fin y al cabo, tenemos todo un día por delante.

Datos bibliográficos

Título: Don Romualdo

Autor: Margarita del Mazo

Ilustrador: Natascha Rosenberg

Edición: Tres Tigres Tristes, Sevilla, 2017. 36 pags.

Edad: + 4 años