Inicio » 0 a 3 años » Cómo abrió Don Nicanor el gran circo volador

Cómo abrió Don Nicanor el gran circo volador

nicanorcircovolador

Portada de “Cómo abrió Don Nicanor el gran circo volador” de Mar Benegas y Ximo Abadía

Este es Don Nicanor

que vivía en una flor.

Esto que os voy a contar

 lo saben aquí y allá:

que el bueno de Nicanor

montó un circo por amor.

Así comienza la historia del buen Don Nicanor que se fue encontrando con distintos animales y a todos se llevó consigo para ayudarles o salvarles de algún peligro. En su camino encontrará a la Vaca Paca, la Mica Telva y al Burro Picatoste entre otros muchos amigos. Pero crear una caravana tan grande puede traer problemas, porque ¿cómo podía el pobre Don Nicanor alimentar a tantos y tan distintos?. Y así se les ocurrió montar un magnífico circo.

Mi opinión

Ya lo comentamos la semana pasada pero no está demás recordarlo, que vamos a intentar traeros cada semana hasta Navidad algunas de las novedades que más nos han gustado y que pueden formar parte de la lista de deseos para los Reyes Magos. Pero vayamos con el cuento de hoy.

Los mayores a veces tenemos días de esos que llamamos torcidos. Días difíciles en los que una nube negra se te monta encima de la cabeza y no hay manera de quitarla. Como aquella que se le ponía la Oveja Número 4 en el maravilloso cuento de Margarita del Mazo “El rebaño”. Más o menos así:

rebano2

Con semejante nube los mayores no tenemos el ánimo para nada, y mucho menos para cuentos. Las palabras no nos salen, nos confundimos leyendo y no se te ocurra pedir que pongamos distintas voces para los personajes del cuento. Cuando un adulto tiene el día torcido es muy difícil que un cuento suene como suenan los cuentos.

En los días torcidos parece que nada puede hacer que la nube se vaya, no hay posibilidad, solo dejar que pase el tiempo y con suerte, un viento fuerte haga que la nube se vaya. Pero a veces suceden cosas mágicas, cosas como el Gran Circo Volador de Don Nicanor.

Esta historia en verso hace que el alma se alegre. Esa primera estrofa ya te calienta el alma, y casi sin querer se entona la voz al leerlo y dan ganas de ponerse el traje de Jefe de Pista para gritar a nuestro público: ¡Ya llegó el Gran Circo Volador!.

La historia es divertida y sencilla y Don Nicanor nos conquista a medida que va adoptando animales que necesitan su ayuda. Encuentra animales asombrosos, como esa vaca-tigre de color naranja,  un pingüino que habla chino, un oso director de orquesta que se encargará de ponerle música a este circo, una gata contorsionista, un perrito abandonado y hasta un cachalote. Animales que nadie quiere porque no son como los demás y a los que Don Nicanor no quiere dejar atrás.

nicanorcircovolador2Y nosotros, los adultos, mientras leemos, notamos como una fina lluvia empieza a caer sobre nuestras cabezas: letra a letra, estrofa a estrofa, Nicanor y su circo hacen que esa nube empiece a desaparecer. Es la magia de los cuentos, de las buenas historias, es la musicalidad de los versos. Si este cuento es capaz de alegrarle el alma a un adulto enfurruñado, imaginad lo que le puede hacer a un niño.

La incansable Mar Benegas ha creado algo más que un libro. Porque el libro no acaba cuando termina la historia sino que además tenemos una adaptación teatral hecha por Sefa Bernet. Pero no se conforma con eso sino que además nos da un pequeño vocabulario de términos teatrales. Y como Mar Benegas es así, incansable, además la podemos ver por España llevando su historia por aquí y por allá, con un escenario de títeres maravilloso en el que poder dar vida a todos estos hermosos personajes. Porque Mar Benegas es así, porque tiene buenas ideas que se convierten en mejores libros y todo por y para los niños.

Porque aquí los que importan son los niños, no los adultos malhumorados. No nos vayamos a engañar. Es a ellos a los que les tiene que gustar, pero lo hará, y de qué manera. Pero a mi Mar, me alegraste el día y la nube de mi cabeza se convirtió en tarde soleada con vientos de poniente.

El mundo de Don Nicanor y su circo termina de completarse gracias a las maravillosas ilustraciones de Ximo Abadía, coloristas y tiernas, que conviven a las mil maravillas junto a los versos de Mar Benegas. Juntos han creado un mundo particular y mágico: el del Circo de Don Nicanor.

Y felices de haber conocido ese mundo que Mar y Ximo han creado sólo queda decir que lo busquéis y comprobéis vosotros mismos la magia que encierra, que notéis ese gustito en el corazón que te deja y esa sensación de alegría placentera.

Datos Bibliográficos

Título: Cómo abrió Don Nicanor el Gran Circo Volador

Autor: Mar Benegas

Ilustrador: Ximo Abadía

Adaptación Teatral: Sefa -Bernet

Edición: Tres Tristes Tigres, Sevilla, 2015.

Edad: + 4 años

Anuncios

2 pensamientos en “Cómo abrió Don Nicanor el gran circo volador

  1. Pingback: A mares |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s