Cuentos de así fue

Portada de “Cuentos de así fue” de Rudyard Kipling, adaptados por Elli Woollard, traducidos por Miguel Azaola e ilustrado por Marta Altés. Editado por Blackie Books

¿Cómo consiguió el elefante una trompa tan larga?, y el dromedario ¿Tenía desde siempre su joroba?. ¿Cómo consiguieron los gatos ser tan independientes y libres? Todo tiene su por qué si lo pensamos detenidamente.

Mi opinión

Una de las cosas que más se recuerdan de los hijos cuando son pequeños es la época de los ¿Por qué?. Pueden llegar a sacar de quicio hasta el más santo, sinceramente. Ellos necesitan entender un montón de cosas nuevas que no conocen y tu intentas darle una explicación que ellos entiendan, pero a veces sinceramente no sabes…Siempre he defendido la sinceridad del “no lo se”, porque te humaniza ante sus ojos, te hace de verdad, o al menos eso me parece a mi.

Porque está bien eso de que tus hijos te crean “super”, el más fuerte, el más listo, el que mejor cuenta los cuentos, el que mejor canta y el que mejor hace la sopa de sobre. Pero la verdad es que a veces nos confundimos, nos caemos, lloramos, no sabemos hacer algo o no entendemos de todo. Así es la vida y también se enseña con el ejemplo de ver como superar esos pequeños o grandes baches.

“Cuentos de así fue” Ilustraciones de Marta Altés

Pero no saber contestar a un “¿por qué” puede ser una buena alternativa para dejar volar nuestra y su imaginación para llegar a una respuesta posible…o imposible pero, tan bien contada y argumentada, que podría llegar a ser real.

Aún recuerdo las historias que mi padre se inventaba cuando le asediaba a preguntas sobre cualquier cosa. El ponía esa cara de seriedad forzada que me hacía saber a ciencia cierta que a continuación venía una historieta de las suyas. Y empezaba la magia…

Leyendo estos “Cuentos de así fue” del escritor británico Rudyard Kipling reinventadas en rima por Elli Woollard y traducidas espléndidamente por Miguel Azaola, he recordado en parte esa sensación de escuchar historias locas pero que intentaban dar una explicación coherente a las preguntas.

“Cuentos de así fue” Ilustraciones de Marta Altés

Estas historias son divertidas, imaginativas y nacidas desde el amor, lo que se nota desde el principio a fin. Son, como los editores publican en la contraportada, historias que el autor le contaba a su hija para irse a dormir.

Para aquella niña estas historias eran reales, era la explicación que ella necesitaba para entender su mundo y las quería escuchar siempre de la misma manera, una y otra vez. Claro, que la ventaja es que las contaba el autor de “El libro de la selva”, y su imaginación parecía no tener límites.

Las historias originales te atrapan desde la primera línea. Repeticiones al más puro estilo de los cuentos tradicionales, diálogos desternillantes entre los animales, y explicaciones a los rasgos más característicos de algunos animales realmente originales, brillantes e imaginativas. Todo tiene la coherencia que los niños necesitan y piden. Con una narración ágil, plagada de guiños e interacciones con el lector.

En esta edición reinventada publicada por Blackie Books se suma la rima, que imprime un ritmo en cada historia que las hace ideales para ser contadas a niños desde 5 años o menos.

Las ilustraciones de Marta Altés, autora de “Soy un artista“, “El rey de la casa” o “Pequeña en la jungla“, son el complemento perfecto. Coloridas y divertidas, recrean ese mundo que el autor nos presenta e imprimen en los animales la vida que el autor les dio a través de su historia de transformación.

Un dromedario algo vago, una ballena glotona o un elefante un poco preguntón son algunos de los personajes que vamos a conocer en esta edición de los “Cuentos de así fue“.

Un libro hermoso, que dan ganas de contar en voz alta, de aprender y relatar una y otra vez y que siempre tiene al público entregado, tengan la edad que tengan. Historias que no tienen edad y que gracias a estas revisiones hechas con tanto gusto y cariño, van a seguir de boca en boca, de casa en casa durante años y años.

Datos Bibliográficos

Título: Cuentos de así fue

Autor: Rudyard Kipling

Adaptación: Elli Woollard

Traducción: Miguel Azaola

Ilustración: Marta Altés

Edición: Blackie Books, Barcelona, 2018. 96 págs.

Edad: + 3 años

Anuncios

Pequeña en la jungla

pequenaenlajungla

Portada de “Pequeña en la jungla” de Marta Altés editado por Blackie Books

Pequeña vive en la jungla y es muy feliz por ello. En la jungla hay tantas cosas que hacer…pero a veces las cosas no salen del todo bien. Ser pequeña a veces hace que te pierdas cosas porque no llegas a verlas. Otras porque el resto te ve tan pequeña que cree que no serás capaz de hacer lo mismo que los demás. Pequeña estaba harta de perdérselo todo por ser pequeña y un día decidió demostrarle a todo el mundo que la jungla no era demasiado grande para ella y que podría trepar al árbol más alto. Vente con Pequeña a descubrir que si te lo propones puedes conseguir cualquier cosa.

Mi opinión

Constantemente la vida nos pone obstáculos en nuestro camino. Tenemos que ser inteligentes y creativos para sortearlos en muchas ocasiones. En otras requiere algo más de audacia. Lo que está claro es que para conseguir nuestros objetivos tenemos que poner todas las ganas que tengamos y nunca mirar atrás.

Así es Pequeña: decidida, incansable, con ansias de conocer y de llegar, de saber, de estar y de conseguir.

¿Pero cómo conseguir superar una JUNGLA?: lianas inmensas, árboles gigantes, profundos lagos y peligrosos animales detrás de cualquier esquina. Lo consigue gracias a la enorme convicción de que ELLA PUEDE.

Su sonrisa y su postura desafiante nos lo dicen. Nos lo dice su capacidad para observar y descubrir las alternativas que la vida la propone a pesar de que ella es mucho más pequeña que el resto de compañeros de su grupo.

pequenaenlajungla4No se limita a decir “ese bosque es muy frondoso y grande para mi”: Pequeña busca una alternativa de acuerdo a sus capacidades y siempre la encuentra.

Una jungla es un lugar que puede sobrepasar a cualquiera pero Pequeña no va a consentir que eso la asuste. Porque en aquella jungla hay animales pequeños como ella e incluso más pequeños y ¡todos hacían cosas realmente increíbles!

Serán precisamente esos pequeños animales los que le darán ideas para poder superar los obstáculos y, lo que es aún más importante, viéndolos se da cuenta de que es ella ahora la que va a conseguir algo realmente importante.

pequenaenlajungla2Marta Altés siempre crea obras con un alto contenido de sentido del humor. En el caso de “Pequeña en la jungla” como ya ocurría en “Soy un artista”, por ejemplo, es la mezcla de lo que dice el texto con lo que vemos en la imagen lo que nos choca y nos resulta tan divertido.

En “Pequeña en la jungla” la autora nos va contando todo este proceso de superación por el que atraviesa Pequeña a través del texto. Mientras,  en la ilustración nosotros vemos ese proceso y mucho más. Y ahí, en la conjunción, sale la sonrisa y la sorpresa, ahí está la tensión en algunos momentos y la satisfacción en otros. Ese juego entre ilustración y texto, ya un clásico en la manera de crear de Marta Altés, es lo que me engancha con la historia y lo que me hace pasármelo tan rematadamente bien cada  vez que lo leo.

Una ilustración colorida y en la línea de la autora, combinando páginas en las que encontramos la ilustración a página completa con otras con ilustraciones en secuencia, dándole agilidad a la narración. Personajes muy expresivos que nos van contando cosas a la vez que el texto. Y, por supuesto, la espesura de la selva por todos lados.

Esta monita tan decidida cautiva. Leyendo “Pequeña en la jungla” te dan ganas de comerte el mundo. Porque la selva no es lo suficientemente grande para nadie y porque todos somos capaces de conseguir lo que nos propongamos. Solo tenemos que observar, aprender y decidirnos. Yo ya estoy en ello ¿y vosotros?

Datos Bibliográficos

Título: Pequeña en la jungla

Autor e ilustrador: Marta Altés

Edición: Blackie Books, Barcelona, 2017. 32 pags.

Edad: + 4 años