Éranse muchas cosas

eranse

Portada de “Éranse muchas cosas” de Lupe Estévez y Maribel Ganso, editado por Kókinos

¿Podemos definir lo que somos cada uno de nosotros con pocas palabras? Si lo pensamos seriamente resulta complicado definirnos. Porque somos un montón de cosas, cosas contradictorias en muchas ocasiones, cosas pequeñas, grandes, normales, extrañas, maravillosas, extravagantes. Sin ese montón de cosas mezcladas no somos lo que somos y por eso cada uno de nosotros es un ser especial y único. Las autoras de “Éranse muchas cosas” han creado una obra asombrosa partiendo de una realidad: que somos un collage. Hoy, a través de “Éranse muchas cosas”, os invito a entrar en un mundo mágico y distinto ¿os venís?

Mi opinión

Miércoles 1 de Noviembre, día de Todos los Santos. Festivo, otoñal y familiar. Nos disponemos a pasar la sobremesa y parte de la tarde en la Primera Feria de Editoriales y Librerías en la Plaza Mayor de Madrid (27 de octubre al 5 de noviembre).

Las familiares casetas que conocemos de la Feria del Libro de Madrid han encontrado un sitio en otoño donde obsequiarnos con esplendidas muestras de libros para todas las edades. De nuevo podemos disfrutar de ese trato cercano que nos ofrecen los libreros y los editores, de la relajación de pasear entre libros, mirarlos, comprarlos, consultar y dejarte aconsejar. Pareciera como si la Plaza Mayor llevara toda la vida con esas casetas allí, con los libros, los libreros y editores regalándote sonrisas y buenos consejos.

La Feria propone varias actividades diarias, firmas, encuentros, presentaciones de libros talleres y cuentacuentos, tanto para niños como para adultos. Y sin pensarlo ni buscarlo nos encontramos con “Éranse muchas cosas”, representación del libro del mismo nombre realizado por las propias autoras. Una puesta en escena maravillosa en la que los niños pudieron disfrutar del viaje de esta niña que vemos en la portada.

© Lupe Estévez & Maribel Ganso

Ilustraciones de Lupe Estévez y Maribel Ganso

¿Pero qué es “Éranse muchas cosas”? Nos cuenta un viaje. Una niña que era muchas cosas, a veces contradictorias, como nos pasa a todos. Dice al comienzo del libro “era una niña y era un gigante, era el viento, era una acrobacia, era un salto mortal, una velocidad sobrehumana…y era una pluma, que cae muy despacio cuando soplas.”

© Lupe Estévez & Maribel Ganso 2

Ilustraciones de Lupe Estévez y Maribel Ganso

Se trata sin duda de un texto poético, sugerente, que en su sencillez nos invita a imaginar lo que nosotros queramos. Son versos evocadores que llegan con facilidad a todo tipo de público, tenga la edad que tenga.

Para acompañar a este hermoso y evocador texto, las autoras han imaginado unos escenarios mágicos por donde llevar a esta niña. Utilizando diversas técnicas de ilustración y diseño gráfico, seguimos a esta niña a través de selvas, mares en calma o embravecidos, montañas escarpadas, volcanes. La vemos como niña, como león, como mariposa o cangrejo. Dejamos de verla entre los pliegues de un mantel o tras un enorme elefante. La vemos en mil repeticiones de si misma, sintiendo mil sentimientos distintos. Porque hay veces que los sentimientos no se pueden expresas simplemente como triste o alegre. A veces te sientes “Frankenstein”, a veces como un amasijo de cables, a veces estas “pixelado” y otras “borroso”, unos días eres un rey y otras un pirata.

Cada nueva página es una propuesta distinta, visual y sensorial. Y precisamente por eso no puedo dejar de hablar de su puesta en escena porque creo que es sorprendente cómo han sido capaces de recrear esta idea maravillosa encima de un escenario.

Una puesta en escena que atrapó a niños de todas las edades, incluidos los niños grandes que estábamos detrás. Música, movimiento, las ilustraciones del libro trasladadas al escenario…y la niña. La niña volando, la niña transformándose, siendo delante de nuestros ojos.

Toda esta explosión de imaginación tuvo su continuación con un taller en el que las autoras habían preparado un pequeño libro donde los niños pudieran crear también escondites para la niña, hacerla sentir de una y mil maneras, o imaginarla rodeada de planetas, lunas o estrellas.

20171103_133231.jpg

Los escondites que mis hijos imaginaron para la niña

Esa niña caló hondo en la mente y la sensibilidad de mis hijos, que cuando al día siguiente me vieron aparecer con el libro traído de la biblioteca para poder hacer esta reseña, se entusiasmaron de poder ver en papel aquello que vieron en la Plaza Mayor.

Por la noche pudimos recordar juntos cada una de las ilustraciones-momentos: la larga carretera, la selva, el elefante, la mesa de desayuno, las montañas, el mar. Pude descubrir con alegría lo mucho que recordaban mis hijos de aquella representación que hicieron las autoras. Mi hijo reconocía todas y cada una de las cosas que vio y escuchó y el mismo me iba contando el cuento a través de sus páginas.

Es este uno de esos libros que salen de sus páginas para volar delante de nuestros ojos,  y sus autoras son de esas personas capaces de imaginar cosas extraordinarias y de hacerlas realidad convirtiéndolas en libros como este.

“Éranse muchas cosas” es una obra para disfrutarla una y otra vez, a cualquier edad, en cualquier momento. Una llave para abrir la imaginación de todos.

Datos bibliográficos

Título: Éranse muchas cosas

Texto: Lupe Estévez

Ilustración: Lupez Estévez y Maribel Ganso

Edición: Kókinos, Madrid, 2015.

Edad: + 4 años

 

 

 

Anuncios

Mi amigo Libro

mi-amigo-libro

Portada de “Mi amigo Libro” de Kristen Hall y Dasha Tolstikova, editado por Blackie Little Books

Libro era un libro. Era fuerte y resistente y su historia era divertida. El problema era que no se sentía tan especial como otros libros compañeros suyos en la librería. El no destacaba del resto como hacían los otros. Pero Libro no perdía la esperanza de que un día un niño llegara a la librería y quisiera ser su amigo. Un buen día una niña se fijó en el y allí comenzó una bella historia de amistad.

Mi opinión

¿Qué pasaría si la historia de un libro saliera de sus páginas y se convirtiera en realidad?. La literatura tiene mucho de magia y con “Mi amigo Libro” esa magia va a llegar a nuestras casas. Libro, nuestro protagonista de hoy, es el propio libro que tenemos en las manos, con sus ojos, su sonrisa y su camisa nueva.

Una preciosa metáfora sobre el amor a los libros, sobre esa frase tan familiar de que el mejor amigo del hombre es un buen libro. Son los libros nuestros amigos pacientes y silenciosos, esos que siempre nos esperan y que agradecen infinitamente que los cuidemos y mimemos. Les gusta sentirse especiales, igual que le ocurre a Libro. Pero Libro tiene que compartir la amista de la niña con Natillas, su perro. Y es que, no olvidemos que la misma frase de antes también se les aplica a los perros: son los mejores amigos del hombre.

mi-amigo-libro3.jpg

La niña disfruta de ambos a partes iguales, aunque Natillas es un problema engorroso para Libro.

La ilustración de Dasha Tolstikova nos mete de lleno en el mundo de Libro. A través de un dibujo desenfadado pero sin olvidar los detalles, muy colorido y sencillo, basado en parte en el garabato, llegamos a sentir como esta Libro en cada momento, nos divertimos con Natillas y nos dejamos llevar por esta maravillosa niña. Los tres personajes tienen una gran expresividad, se mueven por el libro y nosotros, de su mano, vamos con ellos a través de sus páginas.

mi-amigo-libro4.jpg

Hay una ilustración en especial que me parece que resume a la perfección toda la esencia de la historia. Es el clímax del cuento, cuando la niña despierta y sonríe porque ha descubierto como solucionar el problema que tiene Libro. A doble página vemos a los dos, a la niña y a libro, iguales, sonriendo, unidos. Ha surgido un vínculo entre ellos dos, niña y libro, que ya nada podrá romper.

La autora tuvo la idea de este libro a partir de que su hijo le preguntara por qué los libros llevaban “la camisa” (The jacket en inglés, título original del libro) o sobrecubierta. Además de crear una historia en torno a esta idea, las autoras nos proponen una manualidad al final del libro para poder hacer nuestra propia camisa para nuestro amigo libro. Metaliteratura para niños divertida y ocurrente.

Es muy hermoso como las autoras se han entendido y como han sabido contarnos esta preciosa historia. El niño que tenga a Libro entre las manos sentirá que allí está, que tiene vida y esta entre en sus manos y que a partir de ahí pueden seguir imaginando maneras de jugar con Libro.

 Una sencilla y romántica historia de amor y amistad entre una niña y un libro.

Gracias desde aquí a Boolino por darnos la oportunidad de conocer este precioso libro y a Blackie Books por editar historias tan bellas como esta.

Datos bibliográficos

Título: Mi amigo Libro

Autor: Kristen Hall

Ilustración: Dasha Tolstikova

Traducción: Victoria Simó

Edición: Blackie Books, Barcelona, 2016. 48 págs.

Edad: + 3 años

Camuñas

CAMUNIASespportada

Portada de “Camuñas” de Margarita del Mazo con ilustraciones de Charlotte Pardi, OQO Editores

En una casucha vieja, al otro lado del bosque vivía un brujo llamado Camuñas que nunca se cortaba las uñas. Era un brujo normal que hacía brujerías normales y que en las noches de luna llena se dedicaba a lo que suelen hacer los brujos: comerse a los niños. Pero una noche entró en la casa de una astuta niña llamada Blanca. Blanca conseguirá, con grandes dosis de inteligencia, que Camuñas no se la lleve  y le hará dudar hasta de si mismo.

Mi opinión

Este año la Feria del Libro de Madrid me ha dado para mucho. Entre los tesoros incautados está “Camuñas” de Margarita del Mazo, firmado y dedicado por ella misma. ¿Qué queréis que os diga?: un lujazo.

Margarita del Mazo, cuentacuentos y escritora, escribió “Camuñas” en 2012 y sigue cosechando éxitos. Margarita cuenta que la inspiración le vino de las historias de “El Tío Camuñas” que se cuentan por tierras de Toledo. Una especie de “Hombre del Saco” que se llevaba a los niños que no hacían caso a sus padres. El personaje en realidad era Francisco Sánchez Fernandez, un famoso guerrillero en la Guerra de la Independencia Española y sus acciones eran en contra del ejercito francés y no contra los niños. Pero las leyendas se transforman con el tiempo y de aquel héroe terminó surgiendo el Tío Camuñas.

En el libro de Margarita nos vamos a encontrar con un brujo que en realidad no da nada decamunias miedo. Desaliñado, feo pero que inspira una cierta ternura, este Camuñas asusta poco pero hace que lo pasemos muy bien mientras leemos su historia con la niña Blanca.

El texto tiene un regusto a tradición oral, con algunas rimas, frases enlazadas que parece que no tienen fin (“Había una vez un brujo que vivía en una casucha vieja que estaba al otro lado del bosque que había al otro lado de la montaña que se alzaba al otro lado del río…”) y la repetición de cierto esquema hasta llegar a la resolución final.

La historia comienza como si fuera a ser una historia de miedo, con Camuñas subiendo y bajando la montaña en una noche de luna llena en busca de niños que llenen su despensa. Pero la tensión se rompe con un toque escatológico que a los niños les hace partirse de risa y la historia se convierte en desternillante.

camunias2Aparece aquí el otro protagonista de la historia: Blanca. Una niña muy despierta y lista, con cierto aire de “marisabidillas”, que gracias a su ingenio conseguirá no sólo que Camuñas no la coma sino que le hará dudar hasta de sí mismo.

Historias así son las que perduran y las que los niños piden que cuentes una y otra vez. Son esas historias sencillas, tremendamente divertidas, sin moralinas ni aleccionamientos, con personajes muy bien definidos que hacen que contar sea fácil y que los niños no paren de reír mientras escuchan. Las historias de Margarita son para ser contadas en voz alta, como no, pero en Camuñas también tenemos una ilustración cargada de detalles con la que poder disfrutar de lo lindo. Camuñas ya será para siempre este brujo verde y peludo, desarrapado y con moscas revoloteando por su cabeza. Casi se podría decir que no podía ser de otra manera.

Me encanta la habitación de Blanca, con sus peluches desperdigados por todas partes, con esos grandes ojos inertes mirando al infinito. Parecen espectadores silenciosos asustados ante la presencia de Camuñas, esperando a ver por dónde sale la niña para sacarles de aquel embrollo.

Un libro redondo de los que tener siempre cerca para contarlo en cuanto se te junten un poco los niños o se pongan en semicírculo y digan aquello de “¡queremos un cuento!”. Gracias Margarita por hacer cosas tan mágicas.

Datos bibliográficos

Título: Camuñas

Autor: Margarita del Mazo

Ilustrador: Charlotte Pardi

Edición: OQO Ediciones, Pontevedra, 2012

Edad: +3 años

Niños de cuento

ninosdecuento

A lo largo de los años y de las lecturas he ido creando mi propia colección mental de niños favoritos de los cuentos. Son, para mi, aquellos niños protagonistas de historias que me han dejado una huella imborrable en la mente y, por supuesto, en el corazón.

Hoy os traigo una pequeñísima muestra de esa lista personal de “héroes”. Pequeñas pinceladas de aquellos niños que sobresalen en la literatura por su valor, su carácter indómito y rebelde, su imaginación, su gran corazón o su espíritu de superación, entre otras muchísimas virtudes que estos pueden tener.

matildaMi lista, como no podía ser de otra manera debe comenzar y comienza por Matilda, porque probablemente este blog no existiría sin ella y porque es el alma de toda esta pequeña historia.

Matilda Wormwood es la protagonista de la novela de Roald Dahl que lleva su nombre. Es una niña con una inteligencia extraordinaria pero en un ambiente familiar del todo hostil. Sus padres no le hacen el menor caso y solo se preocupan de atesorar dinero su padre y de gastarlo su madre. Matilda sin embargo tiene un espíritu valiente que hace que nada la detenga cuando se propone algo. Aprendió a leer con tal sólo tres años, ella sola. Leyó todo lo que encontró en su casa pero no había muchos más libros que un recetario de cocina. Por eso Matilda se aventuró un día ella sola a la biblioteca pública y allí descubrió todo un mundo nuevo. Nuestra cita de cabecera así lo demuestra: “Los libros la transportaban a nuevos mundos y le mostraban personajes extraordinarios que vivían unas vidas excitantes”.

Matilda es inteligente, valiente y decidida y además tiene un superpoder: es capaz de mover las cosas con la mente (telequinesis), lo que le va a servir de mucha ayuda para conseguir sus propósitos: vencer a los adultos que no le ofrecen el amor que debería y los que sólo saben usar la fuerza bruta con los niños. Matilda busca solo amor y cariño y que los niños como ella puedan vivir en paz y felicidad. Para mi es uno de los mejores ejemplos de héroe para los niños que ha creado la literatura.

max_soloPero sigamos avanzando en esta lista personal. El primer niño que aparece no es otro que Max y su viaje al lugar Donde viven los monstruos, escrito por Maurice Sendak. 

Puede que Max no sea el ejemplo de hijo que cualquier padre quisiera dar a sus hijos, jugando con un martillo más grande que él, haciendo rabiar al perro y contestando de mala manera a sus padres. No, definitivamente no es un ejemplo, pero tampoco hay que buscar en los libros que leemos buenos ejemplos a seguir. ¿Acaso los adultos seleccionamos nuestras lecturas en función de si los personajes son buenos ejemplos para seguir en nuestra vida real?. Lo que a mi me gusta de Max es, por un lado, que es un niño como cualquier otro, con sus momentos de rebeldía y sus miedos, y por otro su tremenda imaginación.

Max es capaz de crear un bosque, un océano con un barco particular para él y navegar, a través del día y de la noche, entrando y saliendo por las semanas, saltándose casi un año, hasta el lugar donde viven los monstruos. Y cuando llega allí no se asusta, ni siquiera se conforma con ser solo su amigo: Max se convierte en el Rey de todos los Monstruos. ¿quién no querría con 5, 6 o 7 años, ser el Rey de lo que fuera?. Max es aventurero, intrépido, valiente, divertido y sobre todo, niño. Con el se pueden identificar generación tras generación, todos los niños que tienen la suerte de acercarse a su mundo. Por eso está en la lista y de ella ya nunca se irá.

He de decir que en mi lista no hay orden. Eso sería como decir aquello de “¿a quién quieres más: a papá o a mamá?”. No, imposible, ¿cómo poner valor al amor que siento por estos personajes, como darles una “nota”, una prioridad en mis afectos?. Todos forman parte de mi historia lectora por igual y cada uno es importante por el momento en que le conocí o por lo que me hizo sentir entonces y ahora.

historiainterminable_Z.jpgUno de los personajes que más tiempo lleva en mi lista es Bastián Baltasar Bux. No estoy segura de la edad a la que leí La historia Interminable de Michael Ende, puede que con 10 años, puede que alguno más. Si se que comencé a leerla antes de la película, antes de la canción, antes de que el cine pudiera crear en mi mente una imagen de cómo era Bastián, Atreyu o Fújur.

Puede que otros niños se identificaran o les atrajera más Atreyu porque se acerca más a la figura del héroe aventurero, porque va montado a lomos del Dragón Blanco y es él quien tiene la misión de encontrar la cura para la Emperatriz Infantil. Yo, sin embargo, quería ser Bastián. Quería leer aquel libro desde aquel almacén del colegio, quería sentir como cada vez el mundo de Fantasía se iba intercalando más con mi propio mundo hasta ser definitivamente parte de él. Creo que La historia Interminable es uno de los libros con los que más he disfrutado en mi vida infantil y al que me da un poco de miedo volver por no estropear el precioso recuerdo que guardo de su lectura.

orejas-de-mariposa_3

Otra de las niñas de cuento que sobresale sobre muchos personajes y a la que incluí recientemente en mi lista es Mara, la protagonista de Orejas de Mariposa” de Luisa Aguilar, ilustrado por André Nevé.  De Mara me gusta su sonrisa clara, enfrentada a las risas perversas de los niños que se burlan de ella. Mara va forjando su autoestima página a página, creciendo cada vez más hasta que ha conseguido que todo lo que los demás digan de ella no le afecte de ningún mondo. Mara llega a sentirse tan bien que se siente capaz de abrazar la luna. Su madre con sus palabras y su afecto ha conseguido que Mara se sienta capaz de cualquier cosa. Y yo siento que ya no podré olvidar a esta preciosa niña.

diego_fabricapalabras.jpg

Si hablamos de niños capaces de hacer cualquier cosa he de hablar de Diego. Diego era un niño que no tenía mucho dinero para comprar palabras. Eso, en el país de La Fábrica de las Palabras era un verdadero problema (“La fabrica de las palabras” de Agnés Lestrade e ilustrado por Valeria Docampo). Las palabras eran caras y no todo el mundo podía hacerse con ellas. Los niños, de noche, salían con sus cazamariposas a buscar palabras que la gente había tirado a la basura o que había desperdiciado. Diego era uno de esos niños. Cuando encontraba algunas palabras las guardaba para poder decírselas a sus padres durante la cena. Pero tenía unas palabras especiales guardadas para una persona especial: Aura. Diego quería a Aura y quería decirle cosas bonitas pero solo tenía tres palabras especiales: cereza, polvo, silla. Una preciosa historia de amor llena de poesía dentro de un universo de imágenes maravillosas. Diego no tiene nada que ofrecer pero su amor es tan grande que decide vencer su miedo y su vergüenza y decirle lo que siente a su amor a través de lo poco que tiene. Tanto el como Aura, que ni siquiera tiene palabras para responder, son dos personajes a atesorar en la memoria de las cosas bonitas.

Resulta muy difícil elegir a los niños de los que os quiero hablar y dejar a los otros tantos sin nombrar. Me conformaré pensando que puede que haga una parte II de esta entrada en un futuro.

Vashti dejando su marca. "El punto" de Peter H. Reynolds

La última niña, por tanto, de esta posible primera entrega de niños de cuentos es Vashti. Es muy posible que no recordéis el nombre aunque si que conozcáis el cuento. Una de las razones por las que la nombro es posiblemente por esa. Hay veces que las historias y los títulos superan a sus personajes y sin poder evitarlo olvidamos los nombres de los protagonistas. Vashti es la niña que protagoniza el album “El punto”, de Peter H. Reynolds.

Vashti cree que no sabe dibujar nada y es algo que la enfurece. Tanto que cuando le piden hacer un dibujo lo único que hace es plantar un punto en medio de una hoja en blanco. Su profesora tratará su punto como una obra de arte y ese hecho hace que Vashti empiece a creer en su capacidad para crear algo. Y ese punto pasará a ser el primero de una larga lista de obras de arte. Pero lo que más me gusta de esta niña además de su capacidad de superación es que no se conforma con guardarse el secreto de su éxito para ella sola, sino que a la primera oportunidad decide compartirlo con alguien que, como ella, cree que no será capaz de hacerlo.

Vashti es una niña más de las muchas que pueblan las escuelas que solo necesitan que alguien reconozca su esfuerzo para sacar lo mejor de sí mismos y convencerse de que pueden hacer cualquier cosa.

Hasta aquí esta breve lista de personajes que adoro. Solo algunos de los muchos que pueblan la literatura infantil y que están deseando que los niños los conozcan. Mi lista sigue abierta para incluir a otros muchos que seguro están por llegar. ¿Y tu, cuáles son tus niños de cuento favoritos?

El maravilloso Mini-Peli-Coso

minipelicoso

Portada de “El maravilloso Mini-Peli-Coso” de Beatrice Alemagna, editado por Combel

Edith, Eddie para los amigos, es una niña de 5 años y medio. A diferencia de su padre, que habla 5 idiomas, o su madre que canta como un ruiseñor, Eddie cree que no sabe hacer nada, nada de nada. Pero una mañana escuchará a su hermana mayor decir “mamá-cumple-mini-peli-coso”. Este será el detonante para poner a Eddie en marcha en busca de un regalo maravilloso para su madre por su cumpleaños, para encontrar a lo largo y ancho de su ciudad un Maravilloso mini-peli-coso. Preguntará en las tiendas de sus amigos y uno por uno le irán dando lo que ellos consideran un regalo maravilloso que encantará a su madre. Pero para ella esas cosas no son suficientes y no dejará que el desánimo se apodere de ella. ¿conseguirá encontrar ese maravilloso mini-peli-coso?.

La autora

Beatrice Alemagna merece un apartado especial por su trayectoria y los éxitos conseguidos. Esta autora e ilustradora nació en Bolonia, Italia, en 1973. Estudió  Diseño Gráfico y fotografía en Urbino. Según ella misma cuenta en su página web, a los ocho años decidió que quería ser escritora de novelas y pintora, costara lo que costara. Una idea de niña que nos recuerda a la protagonista de la historia de hoy.

Con 23 años consiguió su primer reconocimiento como ilustradora al ganar el Primer premio de ilustración en el Salón del libro del Montreal. La han seleccionado 5 veces para formar parte de la lista White Ravens de la International Youth Library y en 2006 recibió una mención especial del premio Bologna Ragazzi  “Un lion à Paris”, “Un león en París”, una verdadera obra maestra de la ilustración en un gran álbum, no solo por su gran tamaño.

Actualmente vive y trabaja en Francia. Tiene publicados 29 libros, traducidos  a más de 12 idiomas. Sus ilustraciones se caracterizan por el colorido y el gusto por el collage, dibujos a lápiz, artesanales, plagados de fotografías, recortes, pintura, incluso tela y botones.

En su obra podemos encontrar collage como el de hoy o el libro “Los cinco desastres” o dibujos sencillos a lápiz como en “Yo quería una tortuga”, un pequeño y precioso cuento que recomiendo que busquéis y leáis.

Mi opinión

Después de darle muchas vueltas a este cuento de hoy creo que tengo que empezar a hacer una lista de “mis niños de cuento preferidos”. Eddie estará entre las 10 primeras casi con seguridad. Si, también se que la lista será de más de 10. Pero es que es muy difícil no encariñarse con estos niños de cuento ¿no creéis?

minipelicoso5

Con esos ojillos, su rubio pelo tieso y su precioso chaleco rosa fluorescente esta niña ya te roba el corazón desde eso de “cinco años y medio”.

Con tranquilidad y determinación Eddie nos confiesa que ella no sabe hacer nada, a diferencia de su familia en la que todos hacen cosas sorprendentes como cantar o patinar sobre hielo.

minipelicoso4Pero en el fondo nosotros ya sabemos que ella es capaz de muchas cosas. Por su manera de despertarse por las mañanas, de prepararse para ir al colegio o salir a la calle a jugar. Sabemos que ella es decidida e independiente y que si se propone algo lo conseguirá.

Su historia habla de eso. De como poniéndole todo el empeño podemos ser capaces de cualquier cosa, aunque en el fondo pensemos que no sabemos hacer nada.

Eddie emprende un viaje a lo largo de la ciudad, a lo largo de las páginas de este hermoso álbum, para demostrar a su madre, a los amigos de las tiendas y, sobre todo, a si misma, que ella también es capaz de hacer grandes cosas. Y no se detiene ante nada, ni ante el temible carnicero y su cuchillo, ni ante el frío y la nieve.

En su búsqueda pedirá ayuda a sus amigos de las tiendas del barrio como Jean el pastelero, Wendy la florista o Emmett el anticuario. Todos la ayudan a su manera, con regalos muy valiosos pero carentes de ese “algo” maravilloso que tiene, y ella lo sabe sin conocerlo, un mini-peli-coso.

Ninguno da con la clave de qué puede ser un mini-peli-coso. Pero Eddie no se da por vencida y recorre su barrio, tienda a tienda, para tratar de encontrarlo. Llega aquí una maravillosa ilustración en la que vemos una panorámica del barrio, con sus bares, su salón de belleza, tiendas de ropa, la escuela. Calles, árboles, farolas y al fondo una fuente. Y a nuestra pequeña Eddie paseando por todas ellas con su fluorescente plumas rosa. Una ilustración cargada de detalles en la que podemos seguir el recorrido que Eddie hace a lo largo de todas esas calles e imaginar qué otras cosas podrían haberle dado en lugar de su maravilloso mini-peli-coso.

minipelicoso3

Toda la historia esta contada en primera persona por la propia Eddie, consiguiendo así que la sintamos más cercana e incluso nos podemos identificar con ella. De su mano podemos imaginar todos los usos posibles que puede llegar a tener un mini-peli-coso o, incluso, imaginar cómo se llamaría nuestra “cosa maravillosa” personal.

En este álbum encontramos algunos de los ingredientes mágicos que hacen que los libros nos enamoren: habla sobre una niña despierta, inquieta, con imaginación y determinación, el argumento gira en torno a algo que vive y nace de la imaginación de un niño y la historia transcurre a modo de viaje en el que al final el niño habrá superado todas las dificultades y conseguido vencer sus miedos e inseguridades. Historias de crecimiento personal basadas en la imaginación de un niño.

Un estupendo regalo a incluir en nuestras listas de deseos para estas Navidades. Intentaremos en las próximas semanas seguir dando pistas sobre qué podemos pedir a los Reyes Magos. Mientras toca seguir siendo muy muy buenos.

Datos Bibliográficos

Título: El maravilloso Mini-Peli-Coso

Autor: Beatrice Alemagna

Edición: Combel Editorial, Barcelona, 2015. 42 pags.

Edad: + 5 años