Inicio » Literatura Infantil » Cuentos para mamá

Cuentos para mamá

diadelamadre

Este domingo celebraremos el Día de la Madre. La figura de la madre está continuamente presente en la literatura infantil: aquella mamá atareada que mandó a su hija al bosque a llevar la merienda a la abuelita, o la madreschillona que se arrepintió de perder los nervios y hacer que su pequeñín saltara en pedazos. Madres que te quieren hasta la luna…y vuelta, o una mamá que te cantan, que te mecen, que te llevan dentro durante meses protegiéndote de todo mal, madres que repiten 100 veces las cosas y que la que más repiten, es que te quieren.

Intentar hacer una selección es una misión imposible, igual que lo es intentar decir los 4 que más me gustan. Por eso hoy sólo os dejo algunos de los muchos cuentos que hay entre los muchos que me gustan, dedicados a mamá.

Portada de

Portada de “Ningún beso para mí” de Manuela Monari y Virginie Soumagnac. Editado por Tramuntana.

“¡Ningún beso para mí!”: El pequeño oso está cansado: se niega a que su madre le de más besos esa noche. Los besos son pegajosos, están mojados, son ruidosos y, lo peor de todo, se transmiten virus, bacterias y bacilos. Ya es mayor y su mamá lo tiene que comprender, ¡es su cara!. Este cuento, de Manuela Monari y Virginie Soumagnac, es una divertida declaración de independencia por parte de este pequeño oso. Su madre observa atónita toda su exposición y hará caso a las reclamaciones de su pequeño. Unas ilustraciones divertidas y coloridas en las que los besos, en forma de pequeños corazones, revolotean por todas partes en forma de lluvia o incluso, de tornado. Se trata de una historia original y divertida en la que se expresa esa fase, que todos los niños pasan y todas las madres sufren, en la que los niños se ven ya muy mayores para tanto mimo y besuqueo. Con toda la razón, reivindica su necesidad de no tener más besos, aunque al final descubriremos que no hay que ser siempre tan radical en todo.

Portada de

Portada de “Un poco perdido” de Chris Haughton. Editado por Milrazones.

“Un poco perdido”: Un pequeño buho duerme con su mamá sobre un árbol pero de repente ¡pim…pam…pum!, cae al suelo. ¡El pequeño búho está perdido!. En su ayuda irá una ardilla que le preguntará cómo es su mamá para llevarle de nuevo con ella. Ante la pregunta ¿cómo es tu mamá? el pequeño irá dando características de su madre y, con cada una, la ardilla le mostrará a un animal que podría ser su mamá. Una historia de enorme ternura y sentido del humor, que se ayuda de la repetición para introducir a los más pequeños en una historia sobre el miedo a la separación. Chris Haughton ha creado unos personajes con una gran expresividad. A través de sus miradas añaden contenido a la historia que estamos leyendo y mirando. Un magnífico álbum para los más pequeños, con un final abierto que no arrancará una sonrisa a todos.

Portada de

Portada de “Cocorico” de Marisa Núñez y Helga Bansch. Editado por OQO.

“Cocorico”: El pollito Cocorico va a hacer un bizcocho con su mamá. Mamá Gallina le pide a Cocorico que vaya por leña pero tiene que tener mucho cuidado porque el Gato Pelado anda cerca y si le ve se lo comerá de un bocado. Mientras Cocorico recoge la leña se encuentra con el Gato Pelado (¡Marramiau! ¡Marramiau!) y le dice: “No me comas, Gato Pelado, que soy pequeñito. Mamá va a hacer un bizcocho y tengo que llevar leña para encender el horno”. El Gato Pelado decide no comerle a cambio de medio bizcocho. Marisa Núñez autora, entre otros, de “La Cebra Camilaha sabido adaptar el texto sin perder esa esencia de cuento para ser contado en voz alta. La historia está salpicada con pequeñas rimas, fáciles de recordar por los niños, de recursos para identificar al Gato Pelado “¡Marramiau! ¡Marramiau!“, o al pollito Cocorico “picotí, picotá, picotí, picotá“. La ilustradora austríaca Helga Bansch ha creado un mundo para Cocorico totalmente reconocible por los niños. Al comienzo del cuento y, en una sola página, vemos lo feliz que esta Mamá Gallina con su pollito: juegan juntos, se dan besitos con el pico, leen cuentos juntos… Mamá Gallina se convierte en un instante en una mamá como la de cualquiera, Cocorico se convierte en un niño como el que lee el cuento. A partir de ese momento el niño se identifica con esa pequeña familia, les coge cariño al instante. Se reconoce en el pollito y reconoce a su mamá también. Uno de esos cuentos que los niños pedirán una y otra vez sin cansarse jamás.

Portada de

Portada de “Duerme negrito”, ilustrado por Paloma Valdivia. Editado por Fondo de Cultura Económica.

“Duerme negrito”: Este álbum recoge la letra de la nana tradicional latinoamericana “Duerme negrito”, acompañada por las bellas ilustraciones de Paloma Valdivia. Esta canción de cuna es una de las más conocidas en latinoamérica y ha sido versionada por autores tan conocidos como Mercedes Sosa, Atahualpa Yupambi o Victor Jara. En ella se cuenta la historia de una mujer que trabaja en el campo para poder alimentar a su niño.

Este álbum me parece especial porque, como dice Rocío Antón en su artículo “Vivir en verso”: “Con nanas sencillas el niño aprende que la palabra es música y se introduce en la poesía de forma natural”. El primer contacto del niño con la poesía es a través de estos cantos, al arrullo de unos brazos que le acogen con amor y que le harán sentir de nuevo protegido como cuando estaba dentro de su madre.

Estas nanas quedarán grabadas en la memoria de nuestros hijos para siempre y le ayudarán a ir enfrentándose poco a poco a este nuevo mundo al que han llegado. En este álbum se nos muestra a esa madre que trabaja duramente para que a su hijo no le falte el alimento y abrigo. Una madre que tiene amor de sobra para cantarle y mimarle, aun estando cansada, aun estando viuda, aun tosiendo. Un canto de amor de una madre a su hijo. Nada puede ser más bello.

Aquí os dejo la canción de cuna, en la voz de Mercedes Sosa, dedicada a todas las madres en su día, y a la mía en especial. ¡Feliz día!

Datos bibliográficos

Título: Ningún beso para mi

Autor: Manuela Monari

Ilustrador: Virginie Soumagnac

Edición: Tramuntana, Girona, 2012. 32 pags.


Título: Un poco perdido

Autor: Chris Haughton

Edición: Milrazones, Santander, 2010. 32 pags.


Título: Cocorico

Autor: Marisa Nuñez

Ilustrador: Helga Bansch

Edición: OQO, Pontevedra, 2006.36 pags.


Título: Duerme negrito

Ilustrador: Paloma Valdivia

Edición: Fondo de Cultura Económica, México, 2012. 20 pags.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s