Inicio » 3 a 6 años » Cómo esconder a un león

Cómo esconder a un león

Portada de "Cómo esconder un león" de Helen Stephens, Ediciones B.

Portada de “Cómo esconder un león” de Helen Stephens, Ediciones B.

Un día caluroso de verano, un león decidió acercarse a la ciudad para comprarse un sombrero. Pero la gente se asustó muchísimo al verlo y el león tuvo que esconderse para que no le atraparan. Acertó a esconderse en la casa de muñecas de una niña llamada Iris. Iris no se asustó lo más mínimo con el león, todo lo contrarió: le cayó tan simpático que decidió esconderlo en su casa. Pero esconder a un león no es nada fácil.

La autora

Helen Stephens (1972), es una autora e ilustradora inglesa, afincada en Londres. Estudió arte en la Glasgow School of Art  y sus primeros trabajos fueron como ilustradora de cuentos infantiles. Posteriormente comenzó a crear sus propias historias. Tiene publicados más de 10 libros infantiles, algunos de los cuales han sido traducidos a otros idiomas.

En España contamos con la obra de mayor éxito de esta autora, “Cómo esconder a un león” y su continuación, “Cómo esconder a un león a la abuela”, editadas por Ediciones B – B de Blok.

“Cómo esconder a un león” fue candidato a los premios Kate Greenaway Medal entre otros y obtuvo el Rotherham Book Award.

Mi opinión

Hacía tiempo que no me paseaba por una librería. Es uno de mis entretenimientos favoritos. Como al que le gusta ir de tiendas a mirar y remirar ropa o zapatos. Yo voy derecha a la sección infantil y allí paso el rato, mucho rato.

Al principio, dada mi timidez natural, sólo paseo y miro, con las manos a la espalda, como temiendo tocar las novedades. Pero en cuanto veo ante mis ojos aquel nuevo libro del que ya he oído hablar pero que aún no he podido echarle el guante, mis manos, más rápidas que mi propio pensamiento, se lanzan al ataque de su presa.

En un primer momento sólo los leo por encima pero si la lectura me atrapa, busco alguna de las pequeñas sillas, preparadas para usuarios más pequeños que yo, y allí doy rienda suelta a la lectura. Y de aquel paso a otro y a otro y a otro… Y cuando ya me estoy marchando caigo en la cuenta de que tendría que mirar bien por si tuvieran aquel otro. Es un vicio, lo reconozco.

Ha sido en mi ultimo paseo de librerías cuando he podido leer “Cómo esconder un león” y su continuación, “Cómo esconder un león a la abuela“.

Desde que mis ojos se posaron en su portada, algo dentro de mi comenzó a pedirme a gritos leerlo. O mejor dicho, disfrutarlo, porque todo él es un disfrute. Tuve que dejar el libro que tenía entre manos para cogerlo. Una vez de vuelta en casa, sin el libro, me sentía fatal. Como cuando te pruebas unos zapatos y te quedan muy bien y te gustan mucho pero, como tu no ibas en realidad a eso, decides dejarlos. Pero cuando después en casa lo piensas te da mucha rabia y piensas que deberías haberlos comprado. Pues este cuento era mi par de zapatos.

Para mi consuelo me queda pensar que en la siguiente lo compraré y que mientras tanto puedo hablaros de lo mucho que me ha gustado.

¿Y qué tiene que gusta tanto? Para empezar es una historia muy sencilla pero no por ello menos sorprendente. Una historia que conecta a la perfección con la imaginación de los niños, que no tardarán en imaginar lugares para esconder al león.

comoesconderunleon

Grandes dosis de ingenio y de sentido del humor pueblan las páginas del álbum. León y niña hacen una pareja entrañable que comparten lecturas, que duermen juntos por la noche (encantadora la imagen de la niña tapando al león con la sábana para que su padre no lo vea) y, cuando están solos, disfrutan jugando juntos o saltando sobre la cama.

El león es el compañero ideal de juegos, tanto que habrá que estar preparados no sea que, después de leer el cuento, alguno de nuestros hijos nos pida un león como mascota. Pero ¿quién no querría a este león?.

Y las escenas en las que la niña se las ingenia para esconder al enorme león le dan el toque de humor inteligente que los niños captan a la primera. No hay dobles sentidos, no hay significados ocultos ni más intención que la de divertir de una manera inteligente y hermosa.

Es encantadora la manera en la que la niña consuela al león cuando sus padres dicen (sin saber que el león escucha) que un león así sería capaz de comerse a Iris.

Enternecedor que este león, que ya no puede vivir sin su niña, se esconda en un lugar de la ciudad donde pueda seguir viendo a la niña sin ser visto.

header-copyrighthelenstephens

Nos gustan estas historias frescas, inteligentes y divertidas. Nos gustan los álbumes con ilustraciones sencillas, precisas y preciosas, con personajes cercanos, con anécdotas curiosas y cargadas de humor. Nos gusta que los cuentos nos saquen la sonrisa mientras leemos y miramos. Y nos gusta tener entre las manos una historia tan buena, pero tan buena, que no nos casamos de leerla una y otra vez.

Datos Bibliográficos

Título: Cómo esconder a un león

Autor: Helen Stephens

Edición: Con B de Blok, Ediciones B, 2013. 32 pags.

Edad: +4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s