Inicio » 6 a 9 años » Un oso llamado Paddington

Un oso llamado Paddington

Portada de "Un oso llamado Paddington" de Michael Bond con ilustraciones de Peggy Fortnum, editado por Noguer

Portada de “Un oso llamado Paddington” de Michael Bond con ilustraciones de Peggy Fortnum, editado por Noguer

El Señor y la Señora Brown fueron a la estación de tren de Paddington a recoger a su hija mayor Judy que volvía de la escuela para pasar las vacaciones. Mientras esperaban, el Señor Brown vió, entre los sacos del correo, a un oso. Sorprendido de la presencia de un oso con sombrero y maleta en una estación de Londres se lo contó a su mujer, quién tampoco daba crédito a la situación. Pero el oso no era un oso cualquiera. Al acercarse para hablar con él, el oso se mostró muy cortes y amable y les contó que había venido como polizón desde “los oscuros bosques del Perú”, donde había vivido toda su vida con su tía Lucy. Pero su tía había ingresado en un hogar para osos retirados y ella decidió que emigrara a Inglaterra. Un pequeño cartel colgaba del cuello del oso: “Por favor. Cuiden de este oso. Muchas gracias”. Los Brown sintieron que debían ayudar a este pequeño oso y decidieron que se iría con ellos a su casa. Pero ¿cómo llamar a este oso?. Según el propio oso su nombre Peruano es difícil de entender, así que a la Señora Brown se le ocurrió que un buen nombre para un oso como el sería Paddington, el nombre de la estación donde lo habían encontrado. Aquí comienzan para Paddington y la familia Brown una nueva vida, una vida con un pequeño oso, curioso, divertido, despistado y algo torpe pero capaz de conquistar el corazón de cualquiera.

El Autor

Michael Bond nació en 1926 en Newbury, Inglaterra. Recibió una estricta educación en la escuela y cuando cumplió 14 años decidió no continuar sus estudios. La II Guerra Mundial ya estaba en marcha y decidió trabajar, primero en un bufete de abogados y, posteriormente en la BBC como ayudante de ingeniero. A los 17 años se alistó en el ejercito.

En 1945, estando de servicio con el ejercito británico en El Cairo, vendió su primer relato a la revista London Dictamen y decidió ser escritor.

En 1956, habiendo ya producido alguna obra de teatro y publicado algún cuento, Michael Bond vió un oso de peluche en una tienda de la estación de tren londinense de Paddington. Se lo regaló a su mujer que decidió llamarle así, Paddington. Casi por diversión, Michael Bond escribió varias historias sobre este oso y pronto se dió cuenta de que tenía un libro entre sus manos. En 1958 publicó “Un oso llamado Paddington“. A este primer título siguieron muchos otros como “Las nuevas aventuras de Paddington”, “Más cerca de Paddington”, “Paddington en el extranjero”, “Paddington en la ciudad”, etc.

El propio Bond dijo en 2007 que no tenía pensado publicar más aventuras de Paddington pero en abril de 2014 se anunció la publicación de “Love from Paddington“. Desde su aparición este oso se ha convertido en uno de los iconos infantiles más famosos en Reino Unido, donde se han realizado varias adaptaciones de la obra para televisión. Las pasadas Navidades se estrenó la película basada en las aventuras de este pequeño y entrañable oso “Paddington”, con gran éxito de público, como no podía ser menos.

La ilustradora

Peggy Fortnum fue la primera persona que ilustró las aventuras de Paddington. Ella fue la que dio vida a la imagen de este oso que vino de los oscuros bosques del Perú, basándose en el genial texto de Michael Bond. Las ilustraciones de Peggy Fortnum son dibujos en pluma y tinta en blanco y negro, aunque posteriormente algunos autores han dado color a estar ilustraciones.

Pero la vida de este oso es tan larga que en su camino se ha tropezado con otros ilustradores. Hasta 6 ilustradores han dado vida al oso Paddington, entre ellos, uno de los más conocidos es David Mckee, el creador de “Elmer, el elefante multicolor“. En la década de los 80, dada la popularidad de la saga, se publicaron una serie de álbumes ilustrados con algunas historias de Paddington en versión más abreviada. Para ilustrar esta colección se contó con la colaboración del autor e ilustrador David McKee que, si bien fue fiel a la imagen carismática del oso, con su abrigo azul y su gorro, le dio un aire más moderno y claramente más adaptado a un público infantil de 0 a 5 años.

Anteriormente, en 1975, Ivor Wood creó la marioneta con la que se hizo la primera adaptación para televisión de las aventuras del oso. Además creó una versión en cómic del oso Paddington.

Mi opinión

Recuerdo perfectamente que de pequeña, cuando solo teníamos dos canales de televisión, alguna tarde despistada y especial, ponían unos cortos capítulos de un oso llamado Paddington. Paddington era un oso de peluche que siempre llevaba un sombrero y una pequeña maleta con sus iniciales. Siempre le ocurrían cosas divertidas y aquellos capítulos, aunque muy breves y muy esporádicos, se quedaron grabados en mi cabeza.

paddington_tv

No he conseguido encontrar esos capítulos más que en su versión original en inglés, pero recomiendo verlos porque son fiel reflejo del libro y además, porque el osito es delicioso.

Pero centrémonos en la novela. El oso Paddington es como un niño de 6 años, con la misma capacidad de sorprenderse por la más mínima cosa, con idéntica necesidad de experimentar, con la misma ingenuidad y la misma aplastante sinceridad.

El libro comienza con un hecho extraordinario como es el que un pequeño oso esté sentado en el anden de una estación de tren en Londres con un sombrero y una maleta, y que además hable. Pero todo lo extraordinario se ve normalizado en el momento en que los Señores Brown comienzan a hablar  con Paddington. Desde ese momento la presencia del oso es totalmente normal para todos los que se tropiezan con el en su camino.

A lo largo de los capítulos seremos testigos de diversas aventuras del osito, que no para de meterse en líos desde el mismo momento en que aparece en la vida de los Brown. Son capítulos breves, con principio y fin, como si fueran pequeños cuentos que en conjunto forman una novela que nos cuenta los primeros meses de este oso en Londres y nos dejan la puerta abierta para continuar con sus aventuras. La pena es que en España sólo podemos leer en castellano esta primera obra y su segundo libro, “Las nuevas aventuras de un oso llamado Paddington“.

La vida del oso se va asentando a lo largo de los capítulos y va encontrando su lugar en la casa y en la familia. Los Brown van aprendiendo que el oso tiene una propensión natural a meterse en líos y es por ello que van acomodando su forma de vida a estas pequeñas (y a veces no tan pequeñas) trastadas inocentes del oso, causadas en la mayoría de las ocasiones porque Paddington no consigue entender algunas de las costumbres de la gente. A través de sus actos Paddington pone de manifiesto lo mucho que nos complicamos la vida a veces y lo sencilla que puede resultar todo si lo viéramos a través de la mirada de un osito pequeño como él.

También se hará, poco a poco, un hueco en la vida del barrio, Nothing Hill, y en su mercado más famoso, Portobello. Entre los anticuarios de la zona, se hace amigo del Señor Gruber, con quien mantiene largas charlas acompañadas de un chocolate caliente. Aparece aquí la parte más adulta de Paddington, a quien el Señor Gruber llama Señor Brown.

Paddington-Bear-por-PeggyFortnum2Toda la obra tiene un marcado carácter inglés, pero no tanto como para que la vida del osito nos resulte lejana. Sus pequeños desastres hacen que le cojamos cariño desde su primer altercado en el baño de la casa de los Brown, pasando por el de su primer viaje en metro o su visita a unos grandes almacenes. Es cierto que hay muchos datos que nos dejan claro que la historia transcurre en Londres y que los personajes son típicos londineses, pero ese metro podría haber sido el de cualquier otra ciudad, esa playa, una cualquiera de nuestro país, esos grandes almacenes podemos imaginarnos los de nuestra ciudad sin mayor problema.

IMG_20150312_215503Al contrario de lo que uno se puede imaginar, Paddington no es un oso ñoño ni esta es una historia dulzona de ositos de peluche. Este oso es divertido y tierno, tiene inquietudes, imaginación, es muy trabajador y tiene mucho carácter. Uno de mis capítulos favoritos es cuando va al teatro con toda la familia y Paddington se indigna y se escandaliza porque le cobren por casi todo: por los programas de la obra de teatro, por el guardarropa o por el alquiler de unos prismáticos, que luego va a tener que devolver. El tiene su propia asignación semanal de dinero y tanto despilfarro le parece intolerable.

Esa mezcla entre lo adulto y lo infantil, entre inocente y caradura, esa terquedad que recuerda a las pequeñas rabietas de los niños, son las cosas que hacen que este oso no pase a ser uno más en el imaginario infantil y se convierta en un personaje del que no nos cansamos de conocer historias.

Aún no he podido ver la película que se estrenó a finales de 2014, aunque espero poder verla en breve. Espero que, ahora que la película ha sacado de nuevo a la luz a este tierno personaje, este libro vuelva a las listas de ventas y todo el mundo conozca la historia original de este oso que vino de los oscuros bosques de Perú.

Para terminar os dejo el primer capítulo de la serie de televisión de la BBC que, aunque está en inglés, sólo por ver a este tierno oso, ya merece la pena.

Datos Bibliográficos

Título: Un oso llamado Paddington

Autor: Michael Bond

Ilustrador: Peggy Fortnum

Edición: Editorial Planeta, Editorial Noger,  Barcelona, 2013. 156 pags.

Edad: A partir de 6 años
Anuncios

2 pensamientos en “Un oso llamado Paddington

  1. Un personaje entrañable. Nos engancha hasta a los adultos. Me encanta el vídeo. Como estoy aprendiendo inglés me viene bien. Aún no me entero de nada….. Pero tiempo al tiempo jejeje.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s