Inicio » 6 a 9 años » Abecé diario

Abecé diario

Portada de "Abecé diario"de Raúl Vacas, Ilustraciones de Elena Queralt, editado por Edelvives, colección Ala Delta.

Portada de “Abecé diario”de Raúl Vacas, Ilustraciones de Elena Queralt, editado por Edelvives, colección Ala Delta.

Abecé diario” recoge 29 poemas, uno por cada letra del abecedario desde la A a la Z. En ellos encontraremos desde trabalenguas y juegos de palabras a pequeñas historias sobre personajes conocidos como el Señor Don Gato, y otros por conocer como el Pirata Mal de Ojo.

El Autor

Raúl Vacas nació en Salamanca en 1971. Es Licenciado en Ciencias de la Información y Diplomado en Educación Social. Escritor, gestor cultural, ha realizado labores de edición, y es colaborador en revistas literarias. Ha publicado poemas y relatos en revistas como “Atril“, entre otras.

Coordina e imparte talleres de creación y animación a la lectura en colaboración con editoriales, centros de profesores, bibliotecas, colegios e institutos. También participa en varios programas de fomento de la lectura del Ministerio de Educación.

Dirige con su compañera Isabel Castaño, la  Escuela de Escritura Creativa “de Vacas y Castaño”, un proyecto didáctico y cultural que pretende fomentar el gusto por la literatura y la vida en el campo. Dicho proyecto cuenta con varios talleres de creación y formación on-line y una amplia oferta de cursos en una casa de pueblo llamada “La Querida”, en Rodasviejas.

Algunas de sus obras son “Esto y ESO” (Edelvives), “Señal” (Mundanalrüido), con ilustraciones de Sara Morante y “Niños raros” (SM Ediciones), con ilustraciones de Tomás Hijo.

Mi opinión

Hay veces que no se muy bien cómo llego a los libros de los que os hablo cada semana. Generalmente son libros de los que me han hablado previamente, libros que recuerdo con cariño y otras veces son novedades que han atraído mi atención.

Pero hay ocasiones en que son los libros los que se interponen en mi camino. Hoy mi intención no era hablar de poesía y al final así va a ser. No pensaba hablar de un abecedario pero aquí esta. Y el caso es que no se cómo he pasado de un álbum de un autor americano al “Abecezoo” de Carlos Reviejo, de ahí al “Abecedario de Don Hilario” de Gloria Fuertes hasta llegar al “Abecé diario” de Raúl Vacas. Ha sido cómo si poco a poco fueran dándome pistas para terminar llegando a donde tenía que llegar.

No quiero decir con esto que éste abecedario sea mejor que otros, que hay muchos, ni en concreto mejor a los dos citados, que desde aquí aprovecho para recomendar fervientemente. Pero el caso es que éste abecedario ha salido a mi encuentro, se me ha cruzado en el camino y ha decidido que hoy será él, y sólo él, el protagonista de esta reseña.

He leído una entrevista que le hicieron a finales del año pasado a Raúl Vacas, el autor, y en ella dice que lleva ya varios años trabajando para “devolver a los colegios y a los institutos la poesía, por tratar de ayudar a niños, jóvenes y adultos a recuperar la pasión y el amor por las palabras y por la poesía, a desechar prejuicios, a trabajar porque la poesía no sea concebida, tal y como señaló Gabriel Celaya en “un lujo cultural”, a poner en estrecha armonía la poesía y la vida“.

Leyendo su entrevista realmente crees, como lo cree él, que esto es posible. Porque en realidad ese es el camino: creérnoslo. Si realmente creemos que leyendo poesía con los niños y para los niños podemos sembrar un germen de amor por las palabras y por la literatura y dejamos de creer que la poesía es difícil de entender y que a los niños no les atrae, entonces sucederá.

IMG_20150226_215632

Abecé diario” es una buena manera de intentarlo y, seguramente, de conseguirlo. En él podemos encontrar juegos, canciones, historias, personajes nuevos y personajes conocidos, trabalenguas, palabras divertidas, palabras nuevas y palabras que no parecen ni palabras.

A propósito de las palabrasRaúl Vacas ha dicho:

Las palabras son extraños insectos que hacen sus madrigueras en los libros, los diccionarios y las personas y que, al igual que las abejas, acostumbran a pasearse por las flores y las cosas para aprender su sabor y endulzarnos la vida. Muchas de esas palabras las hemos visto crecer y han vivido tanto tiempo dentro de nosotros que ya las consideramos nuestras. Otras, en cambio, las descubrimos a diario en medio de una conversación, al fondo de la tele o tumbadas en el césped de los encerados. Las palabras son tan necesarias como el pan o la leche que tomamos en el desayuno. Y aunque en ocasiones nos persigan para clavarnos su aguijón, la mayoría de las veces revolotean cerca de nosotros con ganas de jugar y de contarnos cosas. Las palabras sirven para todo, incluso para abrir una lata de sardinas con guantes de boxeo o tocar el clarinete debajo del agua.

IMG_20150226_215838En este poemario vamos a poder encontrar muchas de esas palabras que revolotean y que quieren jugar. Este libro es un bonito juego en el que desde la A a la Z recorremos un camino repleto de sorpresas. Podemos encontrarnos a Don Gato, que una vez repuesto de su caída del tejado, ha invitado a una gatita blanca y a su tío, el gato pardo a una fiesta. Hay historias de amor como la del Conde Helado y una tarta Comtessa, un poema a Mamá que se fue a la mar y otro a la Luna que baja del firmamento y cada noche me cuenta un cuento.

Son muchas, ya he dicho, 29 nada menos, acompañadas de unas ilustraciones intensas, divertidas, sugerentes. Cada letra se convierte en una historia diferente según pasamos las páginas.

Veo con alegría que son muchos los colegios que tienen este abecedario como libro de lectura en el aula. Para niños a partir  de 5 años, justo cuando en la escuela están descubriendo todas estas hermosas letras, para darles la oportunidad de ver que con esas letras y esos sonidos que están descubriendo se puede jugar. Un momento clave, creo yo, para engancharles a la lectura y que vean lo divertido que puede llegar a ser.

Pero la mejor manera de ilustrar todo esto que hemos dicho es que vosotros mismos lo leáis. Aquí os dejo algunos poemas pero buscad este libro y leedlo porque no os va a defraudar:

L de Luna

La luna baja del firmamento

y cada noche me cuenta

un cuento.

En una cama

de los ositos

duerme la niña

de los ricitos.

Sobre la rueca,

profundamente,

duerme cien años

Bella Durmiente.

Junto a la alcoba

de la abuelita

sueña con lobos

Caperucita.

Ni en cien colchones

sobre un guisante

una princesa

durmió un instante.

La luna baja del firmamento

y cada noche me cuenta un cuento.

M de Mamá

Mi mamá se fue a la mar

en un barco de vapor;

con tinta de calamar

me escribe cartas de amor.

Mi mamá se fue al amor

en un barco calamar

y con tinta de vapor

me escribe cartas de mar.

Mi mamá se fue al vapor

en un barco de la mar;

con la tinta del amor

me escribe en un calamar.

R de Recuerdo

Los recuerdos son ratones

que roen los corazones.

Si te he visto, no me acuerdo:

me han roído este recuerdo.

Datos Bibliográficos

Título: Abecé diario

Autor: Raúl Vacas

Edición: Edelvives, Zaragoza, 2012. 63 pags.

Edad: + 5 años.

Anuncios

3 pensamientos en “Abecé diario

  1. Uno de mis favoritos Susana, me encanta este libro y a los niños también (ahora mismo mi ejemplar se lo tengo prestado a un lectorcito muy aficionado a la poesía, Raúl y Mar le atraparon). Y el poema de la R me atrapó a mi….

  2. Pingback: A mares |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s