Inicio » 3 a 6 años » Historias de ratones

Historias de ratones

Portada de "Historias de ratones" de Arnold Lobel, editado por Kalandraka

Portada de “Historias de ratones” de Arnold Lobel, editado por Kalandraka

Todo comienza una noche en la que 7 ratoncitos le piden a su papá que les cuente un cuento para poder dormir. El papá ratón les cuenta 7 cuentos, uno por cada uno de ellos, si le prometen que después se dormirán. Papá ratón comienza a contar estas 7 historias de ratones para sus ratoncitos.

El autor

Arnold Lobel (1933-1987) nació en Los Ángeles, California. Estudió Arte e Ilustración en Nueva York donde conocerá a su futura esposa y también ilustradora, Anita Lobel. Sus primeros trabajos fueron para una empresa publicitaria. Posteriormente empezaría a ilustrar libros infantiles de otros autores. No será hasta 1962 cuando publique su primera obra como autor e ilustrador: “A Zoo for Mister Muster” y, un año después “A holiday for Mister Muster“.

Arnold Lobel es uno de los autores estadounidenses más reconocidos a nivel mundial. Considerado como un clásico, fue galardonado en 1981 con la Medalla Caldecott por su obra “Fábula“, concedida por la American Library Association.

Una de sus obras más conocidas es la saga de “Sapo y Sepo“, publicada por Alfaguara en España. Otras grandes obras suyas son “El Búho en su casa“, “Sopa de Ratón”, “Saltamontes va de viaje”, “El cerdito” o “El mago de los colores”.

Mi opinión

Realmente hoy más que hablaros de “Historias de ratones“, me gustaría hablaros de las obras de Arnold Lobel, o al menos de algunas de ellas, en concreto: la saga de “Sapo y Sepo”, “”El Búho en su casa” e “Historias de ratones”. Y digo tres como podría decir las más de veinte que Arnold Lobel publicó porque son todas ellas unas pequeñas joyas.

viaje1Para ilustrar de una manera más real lo que supone leer a Arnold Lobel os diré lo que ocurrió esta misma semana cuando le leí a mi hija de 5 años dos de las historias de “Historias de ratones” antes de irse a dormir. Primero leí “El viaje“, en la que un ratón va a visitar a su mamá y de camino se le rompe el coche, pero no pasa nada porque al lado de la carretera había alguien que vendía patines. Después se rompen los patines, pero encontró a alguien que vendía botas. Rompió las botas pero encontró a alguien que vendía zapatillas…Y así hasta llegar a casa de su mamá.

Al ver un cuento tan corto mi hija pidió otro, claro. Leí entonces el cuento de “El ratón y los vientos” en el que un ratón salió a navegar pero no había viento. Le pidió entonces al viento del oeste que soplara. Pero sopló tanto que aterrizó en el tejado de una casa. De nuevo, a través de una historia repetida en la que el ratón va llamando a los 4 vientos, asistimos a un viaje de un ratón en su barco al que le van pasando diversas aventuras.

Cuando terminé el cuento mi hija dijo (intento repetir sus palabras exactas): “¿ves?, esto me hace feliz”. A lo que yo respondí: “¿Que te haya leído dos cuentos? – No, mamá, me hacen feliz estos cuentos”.

Ni que decir tiene que la que se sintió feliz en ese momento fui yo. Y a partir de ahí nace esta reseña con la única intención de deciros que esto que nos pasó a mi hija y a mi no es algo aislado, es que realmente leer a Lobel, hace feliz.

Las obras de Arnold Lobel se caracterizan por un cierto laconismo, un estilo contenido, en el que se cuentan situaciones sencillas, magníficamente descritas y escritas, con las justas palabras, colocadas en el momento y lugar necesarios. Nada sobra, nada falta en estos pequeños cuentos, en estas pequeñas anécdotas de la vida cotidiana que les ocurren a cualquiera de sus personajes.

Las “Historias de ratones” son pequeñas pinceladas intercaladas por divertidas ilustraciones de los ratones. Son sencillas, divertidas, concisas, redondas. Todo es armónico, todo está en el sitio justo, todo es divertido e ingenioso. Y todos los finales te dejan una grata sensación de paz y felicidad.

Búho y la luna

Búho y la luna

En esta misma línea está “El Búho en su casa“. Son cinco historias sobre cosas que le ocurren a Búho en su casa. Y esas cosas son tan normales y corrientes como hacerse una taza de té, pero de lágrimas, o recibir una visita, pero el visitante es el Invierno.

Estas historias de Búho son más poéticas que las de los ratones, siempre dentro de este estilo tan marcado que tenía Lobel. La historia de “El Buho y la luna” es quizá una de las más poéticas del libro, cargada de una enorme sensibilidad y delicadeza. Búho se convierte en un personaje entrañable, solitario, divertido, al que le pasan cosas muy simples pero que para él son verdaderos problemas a solucionar. Y las soluciones, claro, son tan sencillas como el mismo problema. Y se resuelven y nos vamos a dormir.

Las aventuras de “Sapo y Sepo” nos cuentan las peripecias de dos amigos, una rana y un sapo, diferentes entre si pero que se complementan a la perfección. Uno es más alto que otro, uno es más tranquilo, otro más activo, uno es más decidido, otro más temeroso. Son historias cargadas de diálogos entre los dos personajes que ayudan a conocer mejor la personalidad de cada uno de ellos.

La saga está compuesta por cuatro obras: “Sapo y Sepo son amigos”, “Sapo y Sepo, inseparables”, “Sapo y Sepo un año entero” y “Días con Sapo y Sepo”. Los cuatro están editados en Alfaguara Infantil en una edición en cursiva o letra ligada para primeros lectores, a partir de 5 años.

Sapo y Sepo se ayudan, viven verdaderas aventuras, son tiernos, son como cualquier niño, tienen miedo, como cualquiera pero cuando es necesario son valientes. Son perezosos como todos pero encuentran la manera de hacer las tareas. Se divierten juntos y siempre están pensando en lo mejor para su amigo. Sus historias dejarán una huella imborrable en la memoria de los niños que se acerquen a ella.

wpid-wp-1424466483887.jpegEn “Sapo y Sepo, un año entero“, por ejemplo, encontramos 5 historias que se pasean por distintos momentos del año: el inverno con la nieve, la primavera con la lluvia y las flores, el verano y los helados, el otoño y las hojas y una última preciosa historia sobre la Nochebuena.

Se habla mucho últimamente de que la literatura para niños debe transmitir valores y pienso que lo que realmente les debe transmitir es felicidad. Yo quiero que mis hijos, por encima de todo, sean felices. Y estas historias les dan esa felicidad, y punto. ¿No es acaso suficiente que una obra consiga remover algo dentro de un ser humano que le haga llegar a sentirse feliz? No es sólo suficiente, es de hecho, extraordinario.

Datos Bibliográficos

Título: Historias de Ratones

Autor: Arnold Lobel

Edición: Kalandraka Editora, Pontevedra, 2006


Titulo: Sapo y Sepo, un año entero

Autor: Arnold Lobel

Edición: Santillana Ediciones Generales, Madrid, 2005


Título: “El búho en su casa”

Autor: Arnold Lobel

Edición: Ediciones Alfaguara, Madrid, 1982

Anuncios

Un pensamiento en “Historias de ratones

  1. Pingback: Las aventuras de Oso y Plumas |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s