Inicio » 3 a 6 años » Donde viven los monstruos

Donde viven los monstruos

Portada del libro de Maurice Sendak "Donde viven los monstruos"

Portada del libro de Maurice Sendak “Donde viven los monstruos”

“La noche que Max se puso su traje de lobo y se dedicó a hacer travesuras de una clase….” Así comienza esta aventura de monstruos. Max ha estado haciendo travesuras y sus padres le castigan y le mandan a la cama sin cenar. Entonces, en la habitación de Max crece un bosque, y crece y crece hasta que se convierte en el mundo entero. Aparece un océano y un barco, y Max decide irse hasta el lugar donde viven los monstruos.

Max asusta a los monstruos con un truco especial y ellos le proclaman rey de todos los monstruos. Hacen una fiesta monstruo y cantan y bailan. Pero Max se enfada con los monstruos y los envía a la cama sin cenar. Entonces Max se siente solo y siente que necesita estar en un sitio donde alguien le quiera más que a nadie y decide marcharse de vuelta a su casa. 

El autor

Maurice Sendak nació en Brooklyn, Nueva York, en 1928. Hijo de inmigrantes judíos de origen polaco, tuvo una infancia enfermiza. Era un niño tímido y su vida estuvo muy influenciada por la muerte en el Holocausto de parte de su familia que vivía en Polonia.

Fundamentalmente ilustrador (más de 100 libros ilustrados por él fueron publicados), pero también escritor de literatura infantil, escenógrafo y diseñador de vestuarios para ballet, opera, teatro y televisión, entre otras cosas.

Su obra más conocida, Donde viven los monstruos, se publicó en 1963 rodeada de polémica. Para la época, este libro era políticamente incorrecto. Trataba temas que, en relación con la infancia, se consideraban tabú: un niño que se rebela a sus padres, que se enfada y hace travesuras, la aparición de monstruos y cómo el niño se enfrenta a sus propios miedos y los vence. Todo este planteamiento quedaba muy lejos de las historias idílicas acostumbradas de la época.

Pese a no ser aceptado entre el mundo de los adultos, siempre ha tenido una gran aceptación entre el público infantil. Y es que Sendak habla su mismo idioma, muestra en sus historias cosas tan reales para los niños como son los monstruos, las rabietas, el sentirse incomprendido o el miedo a que sus padres le abandonen.

En 1963 el autor recibió la prestigiosa medalla Caldecott y en 1983 la medalla Laura Ingalls Wilder. También, en 1997, recibió de manos del Presidente de los EEUU, Bill Clinton, la Medalla de las Artes y Humanidad.

En 1970 Maurice Sendak recibió el que se considera “Premio Nobel de la Literatura Infantil”,el premio Hans Christian Andersen de ilustración y en 2003 se le concede el primer premio Memorial Astrid Lindgren, ex aequo con la autora austriaca Christine Nöstlinger.

Donde viven los monstruos, o como dice su título original, Where the wild thigs are, sigue siendo un libro de referencia, un clásico totalmente actual y vigente hoy en día.

Sendak falleció el 8 de Mayo de 2012 en Conneticut a los 83 años.

Mi opinión

Hay que ser un genio para conseguir que unos monstruos transmitan esta ternura. Y es que los monstruos de Donde viven los monstruos, a pesar de sus dientes terribles, sus ojos amarillos terribles y sus garras terribles, transmiten ternura, son divertidos y son de esos monstruos con los que cualquier niño querría jugar y cantarle canciones a la luna y con los que les gustaría hacer una gran fiesta monstruo.

Este libro está hecho para ser contado mientras se contemplan las maravillosas ilustraciones de Sendak, un libro para ser releído una y otra vez, un libro para aprendérselo y para no olvidarlo jamás.

Primera ilustración de Maurice Sendak en Donde viven los monstruos

La noche que Max se puso su traje de lobo y se dedicó a hacer travesuras de una clase…

Las ilustraciones van “in crescendo” en el libro según avanza la historia: la primera de ellas en la que vemos a Max haciendo travesuras “de una clase”, cubre sólo el centro de la página y, según vamos avanzando en la historia, las ilustraciones crecen. Y siguen creciendo igual que crece en la habitación de Max “el mundo entero”.

En una sola página Sendak es capaz de juntar la ternura de los monstruos dormidos alrededor de la tienda en la que está Max, triste porque echa de menos a su familia, y la maravilla de texto en el que dice que Max quiere estar “donde alguien lo quiera más que a nadie”. Y lo “envolvió un olor de comida rica” que venía desde “el otro lado del mundo”. Contar tanto en tan poco y con tan poco: esta es la magia y la maravilla de los cuentos ilustrados. Es por estas pequeñas joyas por lo que me he vuelto incondicional.

Max castiga a los monstruos y los envía a la cama sin cenar

Max castiga a los monstruos y los envía a la cama sin cenar

Mi hija conoció a Max  con 2 años y sigue siendo uno de sus cuentos favoritos. Nunca ha visto a los monstruos de Max como algo a lo que temer y le encanta cuando le contamos la parte en la que los monstruos “rugieron sus rugidos terribles y crujieron sus dientes terribles y movieron sus ojos terribles y mostraron sus garras terribles”. Y es que este libro hay que contarlo y vivirlo mientras se cuenta.

Con 50 años a sus espaldas, este libro está tan al día como cualquiera que se haya publicado ayer. Y es que Where the wild things are, donde están las cosas salvajes, es una historia para los niños que fueron, para los niños que son y para los que serán. Porque los niños tienen miedos, porque los niños tienen rabietas y porque siempre ha sido y será así. Y gracias a historias como estas los niños se sienten comprendidos y representados y sienten que se habla su mismo lenguaje.

Un cuento para ser contado desde los 2 años y para ser leído por los niños a partir de 6 años. Para mayores que quieran disfrutar de una buena historia con unas ilustraciones maravillosas.

Y ahora que estamos ya en plenas Navidades, qué mejor que pedirle a los Reyes Magos un libro como este. Dejémonos llevar por la imaginación, embarquémonos en un “barco particular” que nos lleve al país de los monstruos y disfrutemos de una fiesta monstruosamente divertida. Seamos atrevidos, seamos valientes, y cuando echemos de menos nuestro hogar, no habrá que tener miedo porque seguro que nos pasará como a Max, que cuando volvió a su habitación, la cena “…todavía estaba caliente”.

Datos Bibliográficos

Título: Donde viven los monstruos

Autor e ilustrador: Maurice Sendak

Edición: Alfaguara Infantil, Santillana Ediciones Generales, Madrid, 2009. 37 páginas

 

Anuncios

4 pensamientos en “Donde viven los monstruos

  1. Pingback: Babar, todas las historias |

  2. Pingback: Osito |

  3. Pingback: Niños de cuento |

  4. Pingback: Tengo unos pies perfectos |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s